lunes, 27 de noviembre de 2017

Una nueva transición para una nueva España.

La Transición ha muerto. Acabó en junio de 2014 con la abdicación de Juan Carlos I, máximo exponente de las luces (el fenomenal desarrollo experimentado por España en las últimas décadas) y sombras (su intolerable corrupción) del periodo. La crisis catalana ha venido a certificar esa defunción. España necesita abrir un nuevo periodo histórico capaz de transportar a las nuevas generaciones en un proyecto de vida colectivo para los próximos 40 o 50 años. Resulta difícil imaginar a PP y a PSOE como muletas capaces de soportar esa travesía. Un nuevo proyecto histórico que debe comenzar por una puesta al día de la Constitución del 78, no para otorgar nuevas canonjías, no para proseguir con el vaciado de competencias del Estado, no para hacer nuevas concesiones a unas Autonomías que ya tienen competencias sobradas, sino para corregir los defectos del diseño territorial plasmados en dicha Constitución, para arreglar lo que se hizo mal y lo que la experiencia ha demostrado que funciona mal. Para devolver al Estado algunas de esas competencias que jamás debió perder, caso de la Educación, o para devolver el Estado a algunas Comunidades de las que jamás debió salir. Se trata de una visión de España que a no dudar contará con la oposición frontal del establishment político, de derechas y de izquierdas, del centro y de las periferias, pero que ineludiblemente habría que someter a consulta de los españoles.

(…)

Repito, el problema no es Cataluña: el problema es España, y esa incógnita se despeja convocando a la ciudadanía a un nuevo gran pacto colectivo llamado a convertirla en lo que realmente ya es: el mejor país del mundo para vivir una vida. Solo en la medida en que España sea fuerte, cuente con un proyecto sólido de país, los nacionalismos serán débiles, porque una España fuerte es la mejor garantía de nuestras libertades y derechos. Pequemos de optimismo. La crisis catalana ha hecho aflorar realidades que son garantía de futuro y con las que hace apenas unos meses no contábamos: contamos con un Rey joven que, al contrario que su padre, ha sabido estar a la altura de las circunstancias; contamos con un partido de nuevo cuño y marchamo liberal, Ciudadanos, no contaminado por la corrupción y con un proyecto para España; contamos también con una Justicia (ahí está la juez Lamela o el fallecido Maza) que parece haber superado la fase más aguda de su crisis (solo el Periodismo sigue hozando en el barro), y, por encima de todo, contamos con un gran pueblo, con esa mayoría silenciosa que ha despertado sin necesidad de convocatoria de partido alguno, la España ciudadana que ha redescubierto su bandera y ha desempolvado un cierto orgullo democrático en ser español, en Barcelona y en Madrid. La España que, en el momento de máximo peligro, ha sabido movilizarse para impedir que nadie le arrebate su futuro.

Lea aquí completo el artículo de Jesús Cacho: “No es Cataluña: el problema sigue siendo España”, colgado en la web Vozpópuli.

4 comentarios:

  1. Si, efectivamente, nuestro problema que la Partitocracia que hemos heredado de franquismo no tiene ni pisca del sentido de Estado. Son unos grises, avariciosos funcionarios. Porque a pesar de absolutamente infantil y estupida Constitucion española de 1978 el problema se puede resolver muy sencillo, solo hay que cambiar el sistema electoral de tal modo que todos los ciudadanos tendríamos el mismo peso en las Cortes y lo mismo en todos los parlamentos locales.
    http://www.ilustracionliberal.com/9/un-nuevo-sistema-electoral-para-una-nueva-democracia-fernando-prieto.html
    http://etrusk.blogspot.com.es/2013/08/la-constitucion-radical-del-siglo-xxi.html

    ResponderEliminar
  2. http://etrusk.blogspot.com.es/2008/07/citas-de-la-constitucion-espaola.html

    ResponderEliminar
  3. A Jorge Castrillejo:
    dado el suicidio alcaponesco del PP, CIUDADANOS y en mucha menor medida VOX (al ser más nuevo), se van a convertir en el destino del voto tanto del PP como de buena parte del PSOE y PODEMOS.
    Estaría bien que:
    - expusieses lo que propone CIUDADANOS para Palencia, para Castilla y León y para España.
    - que hagáis el máximo esfuerzo para tener al frente en Palencia a gente de talento, experiencia laboral de relieve (no nos pongáis funcionatas de medio pelo, ni perroflautas de la política, como hacen el resto de partidos) y con formación universitaria superior y acreditada (nada de "cifus", "oscarpuentes" o "errejonadas")

    El PP murió (y con él su muletilla -PODEMOS-) y casi el PSOE. Son nuevos tiempos

    ResponderEliminar
  4. funcionatas? eres imbecil. ¿La formación universitaria que acredita?.

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.