sábado, 31 de diciembre de 2011

Ignacio Cosidó, director general de la Policía

Esperábamos verle vestido de verde, pero al final ha sido de azul. Mejor, contador a cero. El PSOE ha dicho que es un duro. Como debe ser, duro con los delincuentes, no como ellos, que solo son duros con los ciudadanos: “el ministro quiere detenciones y las habrá” (en la falsa agresión a Bono en la primera manifestación de la AVT). Es la garantía que tenemos los españoles al tener un liberal al frente de la Policía Nacional.

Como persona espero que le vayan bien las cosas, por él. Como español espero que le vayan las cosas bien, por nosotros. Muchos consideran la economía como el principal problema al que nos enfrentamos los españoles, pero es en la lucha por la libertad donde verdaderamente nos jugamos nuestro futuro como Nación. Y considero que Cosidó pondrá a la Policía Nacional a trabajar en la buena dirección.

Los principales retos a los que se enfrenta – y los tendrán encima de la mesa el lunes, cuando tome posesión del cargo– son: la colaboración con la justicia en el caso faisán y en el 11-M, la derrota de eta y la eliminación de comisarios políticos dentro de las comisarías, amén de dejar de utilizar a los policías como arietes en ciertos experimentos sociales. Aunque no todo dependa del aún diputado palentino, que él esté en el ministerio del interior nos hace albergar nuevas esperanzas.

A pesar de que con su nombramiento como director general de la Policía dejará de ser diputado por nuestra provincia y que no tendrá tiempo para aburrirse con su nuevo quehacer, me atrevo a pedirle que no se desvincule de Palencia, porque de liberales no andamos precisamente sobrados por estos lares.

jueves, 29 de diciembre de 2011

La España cañí posmoderna

Andan de enhorabuena las comadres del marujeo audiovisual: auditando las cuentas del Rey en las corralas televisivas, van a disponer de carnaza para las fieras durante una temporada. Hasta ahora oculta tras el barniz de modernidad con el que hemos consentido engañarnos todos estos años, la España mísera de Galdós vuelve por sus fueros. Y con ella el resentimiento social, el genuino motor de la Historia, que no la lucha de clases como barruntaba el ingenuo de Marx. Hacen falta chivos expiatorios, y ni el espantajo de los malvados políticos resulta suficiente a fin de saciar la ira justiciera del tumulto. Torna, si es que alguna vez se había ido, la España atroz.

Pinche aquí para terminar de leer el artículo de Pepe García Domínguez en Libertad Digital.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Ministro de interior fuerte

Me comentaba el otro día una persona muy cercana a Rajoy, confirmado ayer por Pablo Montesinos en “Es la noche de César” de esRadio, que los nuevos estrategas de la mayoría absoluta del PP defienden la idea de poner en el ministerio del interior a un blando. El calculo es el siguiente: Nos interesa mantener a Rubalcaba en el PSOE, además un Rubalcaba suavecito. Esto se consigue teniendo el caso faisán latente pero sin que se lleve al exministro por delante.

Lo que no saben, estos listos de memoria corta, es que si Rubalcaba ve que no le muerden no lo considerará generosidad sino debilidad y morderá él. De lo que tampoco son conscientes es que hay una parte de la derecha sociológica, precisamente la menos cerril, que no ha votado el 20-N al PP porque consideran que el mamoneo que hay en la justicia, la traición con eta y la inmersión en la dictadura progre tan características del zapaterismo, no lo subsanará Rajoy. Y al resto no nos gustaría que tuviesen razón.

Así que, yo al menos, considero que poner a un centrista progre en el ministerio del interior sería un error muy grave, amén de que no dar la batalla de las ideas, no volver a la derrota de eta y no ayudar a que la justicia sea justicia sería una traición a sus votantes y a España. Para zapaterismo ya teníamos a Zapatero.

martes, 20 de diciembre de 2011

Rajoy presidente del gobierno

En unas horas Mariano Rajoy será investido como el nuevo presidente del gobierno, el séptimo en el reinado de Juan Carlos I. Se acabó el gobierno adolescente de Zapatero. Por el contrario, Rajoy deberá acometer la mayor reforma económica realizada en este país desde el Plan Nacional de Estabilización Económica del 59 y la más importante reforma institucional que hemos visto desde la transición.

Todo ello, superando la parálisis de una sociedad desencantada, de un empresariado criado en la jaula de oro del estatalismo, de una casta política desprestigiada –incluyendo una corona en sus horas más bajas–, con dos partes del territorio nacional encaminadas hacia la secesión, con una administración elefantiásica y con las libertades civiles en su cuota más baja desde la muerte del dictador.

Pero no ha de enfrentarse con las manos desnudas. Tiene una mayoría absoluta muy holgada en las cortes. Tiene un PSOE que no está para hacer oposición, al menos mientras esté el faisánico Rubalcaba, aunque seguramente tampoco esté para colaborar, simplemente no está. Y tiene a UPyD que no solo le puede acompañar en las grandes reformas y en la regeneración democrática, sino que en muchas ocasiones simplemente tendrá que sumarse a sus propuestas, dejando que sea Rosa Díez quien ponga el cascabel al gato.

En resumen, que como he dicho en otras ocasiones, Mariano Rajoy es la última esperanza para regenerar el sistema desde dentro. Si falla, la extinta constitución del 78 será sustituida por otra cosa, no sé por cual pero sí sé que no saldrá de ella.

jueves, 15 de diciembre de 2011

No hemos aprendido nada

Hace años era normal –execrable pero normal– ver a Idígoras en las cortes generales. Entonces, a los políticos de este país aún les quedaba mucho por aprender de libertades, de democracia y de terrorismo. Ahora, en teoría, todos sabemos bastante de terrorismo y de cómo acabar con los terroristas. En teoría sabemos que también son terroristas aquellos que están del lado de los pistoleros aunque directamente nunca disparen. En teoría lo sabemos, lo tendríamos que saber, y si no lo sabemos basta con leer la sentencia del Tribunal Supremo que dictamina que Batasuna es eta. Llegando a este punto, no es muy difícil concluir que Amaiur, que es Batasuna, es eta.

En teoría sabemos, tendríamos que saber, que por muchos votos que tengan, los terroristas no deben estar en las instituciones, y si Zapatero junto a unos jueces de nombre –que no de actos– nos les han puesto allí, hay que hacer lo posible por echarlos y hasta ese día, aislarles. A esos elementos no se les puede dar un grupo en el congreso, no hay que darles nada, ni siquiera saludarles.

Es por ello que apoyo, sin matices, el manifiesto presentado por la fundación DENAES, “No es esto, no es esto”. Y si defender esto es ser parte del ala dura del PP, se es, porque contra los asesinos hay que ser duro, es más, hay que ser implacable.

martes, 13 de diciembre de 2011

Una loca, loca, loca teoría que tengo

Un comentarista anónimo me ha sugerido que visite a un loquero, alegando que no debo andar muy bien de la azotea, por lo que escribo en este blog. Así que, aprovechando la libertad que me da este estado de enajenación mental, voy a relatar una teoría a la que llevo un tiempo dándole vueltas.

A nadie se le escapa que la situación institucional, administrativa y económica que tenemos en España es mala, tirando a peor. Que a Rajoy no le quedará más remedio que cepillarse la mitad del sector público, el leviatán en que se ha convertido la administración pública en nuestro país. Para llevar a cabo esta ingrata tarea necesita a una persona que sea respetada por los presidentes autonómicos, son las autonomías donde más ha de notarse el hachazo y que después de esto ya no aspire a nada, porque se quemará.

La persona indicada para dirigir este ministerio de Administraciones Públicas sería Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León. Aunque en la administración de la Comunidad Autónoma de Castilla y León también se han cometido los errores gastadores del resto de las administraciones regionales, estos no han sido tan graves como en otros lugares. Por ejemplo, aquí no tenemos canal de televisión pública. Es uno de los presidentes autonómicos más veteranos, es respetado por el resto, nunca ha tenido problemas con ninguno de ellos y después de ser ministro se iría tan contento a su casa. Y se ganaría la legitimidad cortadora, al hacerlo también en la comunidad que habría dirigido hasta el día anterior, Castilla y León.

Derivada primera: Al irse Herrera a Madrid, la presidencia de la Junta recaería en Carlos Fernández Carriedo. Primero, por lo evidente. Carriedo tiene el cargo de portavoz del PP en las cortes regionales –el mismo cargo que tenía Herrera cuando sustituyó a Lucas en 2001–, es una persona de la total confianza y totalmente leal al burgalés, ha sido su colaborador desde el principio, Carriedo está en política por Herrera y ambos profesan la misma ideología, el socialcristianismo asistencialista y providencialista que padecemos en Castilla y León. Pero lo que le hace el único candidato posible no es lo evidente, sino lo imprescindible. Castilla y León no es una región, son nueve provincias y hay que mantener el equilibrio entre ellas. Un vallisoletano nunca será presidente de Castilla y León, esto es algo que Villanueva ha tardado en comprender y por eso, ahora que lo ha hecho, se retira. Y Carriedo es lo más parecido a un pucelano que van a permitir el resto, por lo que no habría rechazo territorial. Por otro lado, el dontancredismo tan característico del presidente del PP palentino, en esta ocasión, sería lo que le daría la presidencia autonómica. Otros candidatos “con más personalidad” encontrarían demasiadas resistencias, por lo que tampoco tendría Carriedo el rechazo personal. Todo junto hace que el palentino sea el único que pueda sustituir a Juan Vicente Herrera al frente la Junta.

Derivada segunda: la presidencia de la Junta lleva aparejada la presidencia regional del PP, aunque tardase unos meses en hacerse efectiva. Por lo que quedaría vacante la presidencia provincial en Palencia. Aquí entran en juego ciertas componendas de nuevo cuño: una vez quitado de en medio Enrique Martín, sumado al ascenso de Alfonso Polanco al ganar la alcaldía de Palencia y a la marcha a Madrid de la secretaria provincial, Ángeles Armisén –en lo que algunos consideran que es una patada hacía arriba–, el círculo de poder provincial ha variado. Ahora, Carriedo no tendría ninguna resistencia para poner de presidente del PP de Palencia a José María Hernández, también denominado minoyo de Carriedo por una mente perversa de la derecha palentina que yo me sé. Con esto volveríamos al sistema mañuequista de aunar en la misma persona al presidente de partido y al de la diputación, pero todo ello sostenido por el presidente regional, Carlos Fernández Carriedo.

Bueno, pues esta es la teoría que me gasto. He llegado a ella, no por tener información privilegiada, sino por otear desde el majano de la política local. Puede que esté totalmente equivocado, o solo parcialmente equivocado, o totalmente acertado. No lo sé, ya se verá. De momento aquí la dejo para el que quiera, que la baile.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Me mola Juanje

El próximo día 13 Juan Jesús Blanco será nombrado procurador regional en sustitución de la recién elegida senadora, Ángeles Armisén. Desde esté blog incité a votar masivamente al PP en las regionales para que sacase el quinto procurador, que era viable, no solo para aumentar la distancia con el imposible PSOE que padecemos sino, también, para que Blanco llegase a ser procurador. No pudo ser entonces, pero ahora, aunque sea en segundas nupcias, lo ha logrado y me alegro.

Es bueno que no todos los representantes palentinos en las cortes regionales sean capitalinos pero además, el alcalde de Guardo, es una persona que tiene las ideas claras, que no va de divo, a pesar de gobernar el segundo ayuntamiento de la provincia y que no se enreda en las babosidades de lo políticamente correcto. Más de estos nos harían falta. Pondré un ejemplo: en la polémica de la construcción de un hospital en Guardo, cualquier alcalde de la localidad, a poco demagogo que fuese, estaría exigiendo a diestro y siniestro que construyesen dicho hospital y con eso se presentaría a todas las elecciones, vamos como Gallego con el soterramiento. En cambio defiende la no construcción de un hospital en su pueblo –me niego a llamar a Guardo ciudad, si Palencia es un pueblo con título de ciudad, Guardo es un pueblo, es lo suyo y es mejor– y lo hace con un sencillo, pero sincero argumento: no es viable construir un hospital en su pueblo. Defiende que la zona no genera, por ejemplo, tantas operaciones como para mantener un quirófano, es más, reconoce que ni él mismo se operaría allí, por lo que no se deben gastar ahí recursos que son necesarios en otro lugar. No puedo estar más de acuerdo.

Así que, un señor que tiene esa visión de lo público, que no cae en el paleto localismo, que tanto daño está haciendo a este país, es mi representante. Así que me alegro y me gusta que Juanje sea procurador en las cortes regionales. A mí sí que me representa.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

La fuente del olvido de Bono

Tras el triunfo electoral del PP y el hundimiento socialista, José Bono, el aún presidente del congreso, nos pide que nos sumerjamos en las aguas del mitológico río Lethes. Según los antiguos griegos beber de las aguas de este río hacía que las almas difuntas olvidasen sus vidas pasadas antes de reencarnarse. Y eso es lo que desea Bono, que todos olvidemos los siete años del zapaterismo para que él pueda reencarnarse en un español decente.

El exministro de defensa quiere que olvidemos como, en la época en que mandó sobre los ejércitos españoles, fueron estos denigrados, manipulados y vilipendiados como nunca antes. Después sería superado por la separatista Chacón. También desea que no recordemos toda la indecencia de Zapatero en su compadreo con eta, la nefasta gestión socialista de la economía, la política de división de la sociedad española y las manipulaciones del 11-M.

Al contrario que el expresidente de Castilla–La Mancha, yo recomiendo beber de las aguas del río Mnemósine, que provoca que lo recordemos todo, porque con lo que nos han hecho pasar estos golfos en estos siete años, lo último que podemos hacer es olvidar. De todas formas el cambio de gobierno hace, en ciertas personas, el mismo efecto que la ingestión de las aguas de dicho río, basta con ver los avances en la búsqueda de la verdad en el 11-M.

lunes, 5 de diciembre de 2011

La verdad en quiebra

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, que representa a más de 650 víctimas directas de la masacre de los trenes de Atocha, presidida por Ángeles Domínguez y que está personada en todas las causas judiciales aún abiertas y que están relacionadas con los atentados del 11-M, está a punto de disolverse por falta de fondos.

Si quieres que la verdad sobre el 11-M tenga, algún día, la posibilidad de conocerse ayuda a esta asociación. Los medios para hacerlo son:

Llamando al teléfono de la asociación: 91 3118432.
A través de su página web.
Ingreso en el número de cuenta 2038 1766 55 6000436375.

11-M: SEGUIMOS QUERIENDO SABER

jueves, 1 de diciembre de 2011

Taller mecánico público

Anoche tuve un sueño. En verdad, fue una pesadilla. Soñé que todas las empresas eran públicas, incluyendo el único taller mecánico que teníamos en Palencia. Soñé también que tenía que cambiar el aceite de mi coche, un coche viejo y feo, pero era el que el Estado había decidido que me correspondía. El sueño transcurrió así:

Llegué con mi coche al taller pero tuve que aparcar en un descampado anejo, no había sitio en el parking. La culpa es mía, se me olvidaba que nunca se encuentra sitio a partir de las seis y media. Según me acercaba a la entrada del taller puede observar la escultura alegórica, con fuente incluida, que ocupa el espacio equivalente a un tercio de la zona de aparcamiento, que hay en la entrada. Pasé por debajo del gran cartel que reza: TALLER PROVINCIAL DE PALENCIA, y me puse en la cola.

A las ocho se encendieron todas las luces, ya solo tuvimos que esperar otros veinte minutos para que empezaran a atendernos. Mientras esperaba pude observar el taller, la nave ocupa unas veinte hectáreas, de las cuales solo dos son para el taller propiamente dicho, el resto están ocupadas por despachos para los mandos superiores, intermedios, medianos, pequeños y para los representantes sindicales. También hay salas de reuniones, de descanso del personal, de ocio, etc. La zona de taller está colapsada, hay dos coches por puesto, los pasillos están llenos de vehículos desmontados y cuando empieza la activad, se puede ver a mucho mecánico yendo de un lado para otro, sin pararse en ningún sitio.

A las diez llegó mi turno en recepción, no había puesto mi cartilla automovilística sobre el mostrador, cuando apareció un bata blanca que agarrando de un brazo al encorbatado que me tenía que atender, le dijo: “Oye, estoy desfallecido. Nos vamos a tomar un café.” Acto seguido, el encorbatado saca un cartel de debajo del mostrador, lo coloca sobre este y se va. En el cartel ponía: VOLVEMOS EN CINCO MINUTOS. Tres cuartos de hora después, estaba despistado mirando el techo cuando oigo un voz, que me increpa: “Vamos, vamos, que no tengo todo el día”. Era el encorbatado que había vuelto. Le entrego mi cartilla automovilística, la carta enviada por la Central de Auto donde me indicaba que tenía que pedir hora para cambiar el aceite de mi coche, el permiso de circulación, el certificado de penales, el Libro del Auto, mi cartilla de servicios públicos puesta el día y cuando le iba dar el resto de la documentación obligatoria, el encorbatado me dice: “Vale, vale, con esto se suficiente”.

Revisa la documentación entregada y me pregunta: “¿Cuántos kilómetros tiene su coche?”
–Quinientos cuarenta y ocho mil –respondí.
–Entonces, ¿por qué viene tan pronto? Aún le faltan dos mil kilómetros para cambiar el aceite. La carta es un recordatorio para que sepa que tiene la obligación de hacerlo, pero en su momento.
–Ya –dije bajando la cabeza– pero como luego tardan mucho en dar la cita me gusta venir con tiempo.
–¿Y en tres meses va a hacer dos mil kilómetros?
–Es que utilizo el coche para ir al trabajo –le respondí.
–Claro, así desgastamos el vehículo, como ya estamos los demás para arreglarlo. Así nos va, que nos salen los coches por las orejas. Si solo tenían que permitir comprar un coche a aquellos que realmente lo necesitan. Mucho vicio es lo que hay en este país –me dijo, sin mirarme, mientras me sellaba y databa la carta– Venga ese día y le cambiaremos el aceite. SIGUIENTE.

En ese punto, el sueño daba un salto en el tiempo y me llevaba al mismo sitio tres meses después. Esta vez había madrugado, allí estaba a las cinco de la mañana pero tampoco encontré sitio en el parking, los tres únicos sitios que no están reservados para empleados y cargos, ya estaban ocupados. Gracias a que había ido temprano, conseguí estar el sexto en la cola. Con un poco de suerte no tendré que hacer noche en el taller.

A las nueve, me hicieron pasar al taller. “Pasé al puesto número cinco” –me ladró el encorbatado que me recibió en recepción. No era el mismo del otro día.– “Dígale al anciano que está en el mismo puesto que le haga sitio. Que tienen que entrar los dos.” Para allá dirigí mi coche, evitando golpear a los que estaban siendo reparados en los pasillos. Tuve que ayudar al anciano a mover su coche, que era aún más viejo que él. Y allí nos sentamos los dos a esperar que nos atendieran.
–Y usted, ¿a qué viene al taller? –le pregunté al anciano.
–Yo, a que me inflen los neumáticos.
–Pero, para eso no es necesario venir al taller. Si no quiere hacerlo usted mismo, en cualquier gasolinera se lo hacen –le dije extrañado.
–Si, pero aquí me lo hacen mejor y como no tengo nada que hacer, no me importa esperar.

Y así pasamos las horas, el anciano y yo, hablando de nuestros coches. Que si me quejaba de que el mío era viejo y estaba mal, teníais que haber visto el de ese señor. Hacía siglos que se habían dejado de fabricar. A eso de la una de la tarde vino un bata blanca y me dijo: “Levante el capó del coche”. Lo examinó y mientras apuntaba algo en el formulario que traía, me preguntó: “¿Ha venido a que le cambien el aceite?”
–Sí –respondí lacónicamente.
–Bien, dentro de un momento vendrá un TCA (técnico en cambio de aceite) y le atenderá –me dijo sin dejar de escribir.– Y USTED –gritó dirigiéndose al anciano– OTRA VEZ AQUÍ. No sé da cuenta que nos hace perder el tiempo, que colapsa la atención mecánica al venir aquí para realizar arreglos que pueden hacérselos en cualquier gasolinera. Ahora mando a un TPA (técnico en pequeños arreglos) para que le inflen las ruedas y deje el sitio libre para aquellos coches que están estropeados de verdad. Y QUE SEA LA ÚLTIMA VEZ QUE VIENE PARA ESTO –terminó de gritar mientras se iba.
–Lo siento –apenas llegó a balbucear el anciano.

A las cinco de la tarde llegó un hombre vestido con un mono de trabajo. Miró mi coche y dijo dirigiéndose al techo: “Pero nadie ha retirado el aceite viejo de este coche. Claro se tocan las narices toda la mañana y nos dejan para el turno de la tarde los marrones.” Quitó el tapón del depósito del aceite y me dijo: “Cuando termine de salir todo el aceite, pulsa ese botón –señalando un botón rojo que había en la pared– y vendré para ponerle el nuevo” –miró al viejo, que aún estaba allí y sin decirle nada se fue.

Cuando dejó de gotear el depósito del aceite de mi coche, pulsé el botón rojo y una luz, también roja, se encendió en lo alto. Después de esperar dos horas, sin que el TCA viniese, salí del puesto para buscarlo. Lo vi saliendo de una sala. Le intercepté y le dije: “Oiga, ya ha terminado todo el aceite de salir.”
–¿Ha pulsado el botón rojo, como le dije?
–Sí, hace dos horas, pero no ha venido nadie.
–Bueno, pues espere allí un momento que en cuanto pueda me acerco. Y no salga más del puesto, que se llena el pasillo de gente y nos dejan trabajar –me dijo, mientras se iba en dirección contraria a donde esperaba mi coche.

Volví, me senté junto al anciano y esperé. A las doce de la noche, asomó la cabeza una bata blanca y nos preguntó: “¿Van a quedarse a dormir aquí? Se lo pregunto porque si se quedan no tenemos que pasar a ver como están los coches.” Miré al anciano y respondí por los dos: “Sí, nos quedamos.”
–Perfecto, si necesitan algo nos llaman pulsado al botón rojo.
–Perdone, señorita –le dije, levantándome y antes de que terminase de irse– ¿Cuándo van a terminar de arreglarnos los coches?
–No se preocupe, el fin de semana lo pasan en casa. Ya verán –me respondió, mientras se iba, impidiendo que le diese la réplica.

A la mañana siguiente a eso de las doce, vino otro hombre vestido con un mono de trabajo y arrastrando un compresor. Sin decir nada fue inflando las ruedas del coche del anciano. Cuando terminó, firmó un papel, se lo entregó al viejo y le dijo: “Pasé por recepción antes de irse.” Recogió la manguera del compresor y se fue.
–Bueno, pues yo ya he terminado. Al final no sido para tanto –me dijo el anciano, sonriéndome.
–Hombre, según se mire –le dije– y ya sabe, la próxima vez vaya a una gasolinera.
–¡Las narices! La próxima vez vuelvo aquí y si les molesta que les den. Que para eso están –dijo, poniendo los brazos en jarra– pues nada, lo dicho, que le sea leve y nos vemos –y con esas se fue.

A las seis, por fin, me pusieron el aceite nuevo. Pero el TCA me informó que para comprobar que este asentaba bien, lo mejor sería que pasase la noche en el taller y que al día siguiente ya podría llevármelo, siempre y cuando le prometiese que al principio no le forzase mucho y que los primeros días iría al trabajo andando.

Al día siguiente, a las doce, cuando estaba rellenando la documentación para poder sacar el coche del taller. El recepcionista, que volvía a ser el encorbatado del primer día, me dijo: “Vete pensando en hacerle una revisión completa al motor, que aquí pone que el cárter (sí, en el mundo de los talleres mecánicos públicos, los coches aún tiene cárter) no anda nada bien.”
–Yo tenía la intención de poder cambiar de coche en los próximos años. He oído hablar de uno que tiene las ventanillas que se bajan y se suben con un botón.
–Pues lo tiene claro. Este coche aún tiene al menos quince años de vida. Y el coche de que me habla es un coche de mucha categoría, solo asequible a los políticos, altos funcionarios y al presidente de la federación de asociaciones de vecinos. Ni usted, ni yo llegaremos nunca a tener uno de esos –me dijo, mirándome con altanería.
–Vaya, con la ilusión que me hacía. Para esa revisión, ¿puedo pedir cita ahora? –pregunté.
–No, aquí no es. Tiene que pedir cita con el vendedor de coches que le corresponda, este le revisará el coche y le dirá si realmente le hace falta dicha revisión. Si le hace falta, le dará un volante, que deberá presentarlo en la delegación provincial de la Central del Auto y ya le mandarán una carta con la citación. ¿Le ha quedado claro?
–Sí, sí, muchas gracias por todo –le dije, recogiendo toda la documentación y saliendo a la calle donde mi coche me esperaba.

Entonces me desperté, empapado en sudor, pero feliz por no vivir en un mundo donde los talleres mecánicos son públicos. Me he duchado y vestido rápido porque tenía cita con el médico. Y aquí estoy, escribiendo esto desde la sala de espera del hospital. En cualquier momento me llaman.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

El chollo de la exhumación de los restos de la Carcavilla

Una supuesta colección de expertos –mandados por Zapatero– ha decretado que se debe desenterrar a Franco. Por mí perfecto, eso si, que lo hagan ellos con sus propias manos y que lo hagan gratis, que ya nos está costando demasiado este mamoneo de la memoria histórica.

Llegando a este punto, recomiendo leer detenidamente el BOE de los últimos días, donde se plasma a quiénes les están soltando una pasta gansa los socialistas antes de dejar el poder. En concreto recomiendo leer el del pasado viernes 25 de noviembre, donde Zapatero suelta 240.000 euros del ala –lo que viene a ser unos 40 kilos de perras– a dos particulares, a la asociación para la Recuperación de la Memoria y la Universidad Autónoma de Madrid por la segunda fase de la exhumación de los restos óseos de la Carcavilla. Toma castaña pilonga.

En el parque infantil de la Carcavilla estuvo anteriormente situado un cementerio. Cuando se urbanizó la zona, el ayuntamiento de Palencia vació el sitio y trasladó los restos al cementerio municipal, incluyendo las fosas de los represaliados durante la guerra civil. No se trasladaron todos los huesos, muchos se quedaron allí, cubiertos por una buena capa de tierra. No se hizo distinción alguna entre los que se llevaron y los que se dejaron. Por lo que probablemente haya restos de dichos represaliados tanto en la Carcavilla, como en el cementerio municipal.

Entonces, ¿por qué no se empezó a rebuscar primero en el cementerio? La respuesta es evidente, levantando el parque infantil de la Carcavilla se monta más pollo y se sacan más subvención, que al final es para lo único que se inventó esto de la memoria histórica. ¿Y los muertos? No les importan los muertos actuales, los asesinados por eta, les van a importar los de hace setenta años. Total, de sus padres no eran, ya que estaban en el otro bando, en el de Franco.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Subdelegado del gobierno

Son muchos los rumores que corren por las calles sobre quienes ostentarán los distintos cargos tras el cambio acontecido el 20-N. En Palencia el cargo más importante que cambiará de manos es el de subdelegado del gobierno. Las orejas más largas del lugar me comentan que el honor de servir a España desde el edificio de la avenida Casado del Alisal 4 recaerá, casi seguramente, sobre Cesar Antón.

En el caso de que finalmente sea nombrado el de Vertavillo como subdelegado del gobierno en la provincia de Palencia, yo solo le recomendaría que hiciese todo lo contrario a lo hecho por el actual ostentador del cargo. Esto es: que nunca se pinte el pelo de fosforito, que no saque a las fuerzas policiales bajo su mando a pasear con el único propósito de sacarse la fotito correspondiente y, en el caso de que sea imprescindible hacerse una foto, nunca, nunca, nunca disfrazarse para ello.

Ya sé que haciendo esto no se garantiza ser un buen subdelegado del gobierno pero, al menos, le evitará hacer el ridículo, que es lo único que ha hecho el médico de Ampudia en el cuarto de hora que va a estar en el cargo.

Coda: En la campaña de las elecciones generales, el exconsejero de familia tuvo que hacer unos bolos por el Cerrato, acompañando por el diputado provincial de zona, lo que no sé es como le aguantó, le trató con un desdén, con un desprecio, con una soberbia, vamos, vamos. Esto es lo que pasa por no saber a quién presentar al cargo de diputado, si me llegan a presentar a Sarita Esteban (alcaldesa de Palenzuela) en vez de la alcaldesa de Baltanás para diputada provincial, por las narices sale Duque elegido y ahora nos ahorraríamos ciertos espectáculos. Porque el tío va de sobradete, como ha ganado a la candidata oficial se cree que tiene el apoyo de la comarca. No sé ha enterado aún que su voto fue en contra de la sede provincial y no por él. Pardillo. En fin, que a ver si para el fututo aprendemos, que ya tenemos una edad.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Villarrubia has de disculparte con Marta Domínguez

Lo pesado y asquerosote que te has puesto, Julio Villarrubia, durante toda la campaña con que el PP de Palencia tenía una imputada por delito fiscal entre sus candidatos. Todo por la acusación que pesaba sobre Marta Domínguez como acusación derivada del caso Galgo, que en vez de galgo ha resultado ser podenco, y no lo digo por Rubalcaba.

Si realmente supieses de derecho la mitad de lo que presumes, hubieses sido consciente de que las acusaciones sobre Marta sobre su supuesto delito fiscal, amén de tener la misma consistencia que el resto de las pruebas del caso podenco –así habrá que llamarlo a partir de ahora–, a lo más que podrían llegar, de haber sido ciertas, es a una infracción administrativa, nunca delito. Lo metieron en el mismo saco para dar más consistencia a la falsa acusación por tráfico de productos prohibidos.

Al final, la verdad siempre triunfa, y en la acusación de delito fiscal ha ocurrido lo mismo que en el resto del caso podenco; que Marta Domínguez ha sido absuelta. Debería el electoralmente derrotado Julio Villarrubia salir hoy a dar una rueda de prensa para, con voz alta y clara, pedir disculpas a la mejor atleta que ha tenido nunca Palencia. No creo que lo haga, pero debería. Luego echan la culpa a la crisis de los malos resultados electorales…

El domingo tuve la oportunidad de felicitar a Marta por su elección como senadora y hoy aprovecho esta entrada para felicitarla por su absolución. Me alegro por ella y por los suyos porque se merece que le pasen cosas buenas y no como le ha estado pasando mientras estaba Rubalcaba en el ministerio de interior, que solo le ocurrían cosas malas.

lunes, 21 de noviembre de 2011

¡¡¡¡¡¡186!!!!!!

Ciento ochenta y seis diputados, mayoría absoluta no, ¡absolutísima!, contundente, enorme. Pero lo importante es, como dicen los más viejos del lugar, que sea para bien. Para bien será si Mariano Rajoy, con todo el poder que ahora detenta, realiza los cambios que necesitamos, las reformas que nos salven. Será para bien si volvemos a la estrategia de derrotar al terrorismo –la nota triste de estas elecciones es volver a ver a eta en las cortes generales–. Para bien también será si se investiga, de verdad, el 11-M, es más, nos conformamos con que no estorben a los jueces que quieran hacerlo –es lo que tenemos los pobres, que con poco nos conformamos–.

Los españoles nos fuimos de fiesta con el simpático de Zapatero. Era un insustancial, pero nos prometía juerga sin fin. Pero la fiesta se ha acabado, nos hemos despertado con resaca y al mirarnos al espejo nos hemos visto con cara de Rubalcaba. Y eso ya no hay cuerpo que lo aguante. Así que nos hemos duchado, afeitado y peinado para irnos a trabajar. Porque, ahora, toca trabajar. La fiesta se ha acabado y son pocos los que aún no se han enterado. De ahí que el PSOE solo haya sacado 110 diputados.

Ya hemos asumido que somos más pobres que hace ocho años y que lo de echar la culpa de lo que nos pasa a la crisis internacional, a la burbuja inmobiliaria, etc. son cuentos chinos para entretener a infantes, infantes de todas las edades. Que de este agujero vamos a salir con nuestro esfuerzo, como hemos hecho los españoles en tantas ocasiones a lo largo de nuestra larga historia. Y el que no se sienta español, peor para él, además de renegar de lo mejor que tiene, seguirá emponzoñado en su crisis identitaria, que es una crisis que tiene a mayores que el resto.

Por último, solo desear que Rajoy sea consciente de que este apoyo popular que le hemos dado no es para que haga socialismo eficiente –si esta contradicción es posible– sino para que gobierne para todos pero desde una perspectiva de derechas. Porque España hoy es de derechas. Y os recuerdo algo que he escrito muchas veces: hoy en día, ser de derechas en este país es una de las pocas cosas honradas y decentes que se pueden ser.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Alea iacta est

Estamos en el día de reflexión, esta infantilidad democrática que impide que los partidos sigan pidiéndonos el voto el día previo a unas elecciones. ¿Acaso necesitamos un día sin propuestas para meditar a quién vamos a votar? Es igual de estúpido que el prohibir la publicación de encuestas electorales cinco días antes de los comicios. Por lo que votamos sin la información de una encuesta actualizada. ¿Por qué nos restringen nuestro derecho a la información? Tenemos que votar sin los últimos datos de intención de voto y sin saber la opinión de los que serán nuestros representantes de los acontecimientos del día previo a las elecciones. Por mí permitiría pedir el voto hasta que cierren las urnas. Mientras no se metan dentro de los colegios electorales, que fueran intenten convencernos hasta el último momento. De paso nos ahorraríamos las insustanciales declaraciones de los políticos en el momento en que depositan el voto.

Les hay que dicen que la jornada de reflexión es buena porque así descansamos de la campaña. Entonces, ¿no sería mejor eliminar directamente toda la campaña? Ahorraríamos tiempo y dinero. Si puestos a decir tonterías… Tampoco entiendo que no se pueda pedir el voto salvo en los quince días de campaña. Esto sirve para que ahora en vez de escribir: VOTA PP, para ser legal tengo que escribir: SOY DEL PP; EL PP ES MI PARTIDO o alguna mandanga por el estilo. Por cierto, al haber escrito: VOTA PP, igual estoy cometiendo una ilegalidad electoral y el PSOE, otra vez, me denuncia ante la junta electoral provincial. Capaces son.

En fin, que espero que en la reforma de la ley electoral que, por narices, hay que ejecutar en esta legislatura, aprovechen para quitar estas restricciones a nuestra libertad. Que ya somos mayorcitos, leñe.

Coda: y ya metidos en ilegalidades, os informo que yo mañana VOY A VOTAR AL PP, por si os interesa.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Gracias, presidente Zapatero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se despedirá de su León políticamente natal con una cena mitin en la Plaza de Toros organizada por José Antonio Alonso bajo el lema “Gracias, presidente Zapatero”.

En ese homenaje se recordarán los grandes hitos alcanzados por el que es, desde el pasado mayo, expresidente del gobierno. Como son el dejar a España quebrada e intervenida económicamente. Dejarnos un país roto, con un secesionismo triunfante, incluyendo al terrorista. También le agradecerán que internacionalmente haya puesto a España al nivel de Bolivia, sino por debajo. Pero sobretodo, le agradecerán que haya conseguido lo que nunca antes había conseguido nadie, los 5.000.000 millones de parados. Gracias Zapatero, gracias por irte de una vez.

En verdad, los únicos que pueden agradecer algo al peor presidente de España desde Negrín, son Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. El primero por darle la oportunidad de ser el número uno de PSOE, cuando para lo único que vale es para número dos. Veremos lo que le dura. Y la segunda por hacerla creer que puede ser ella la número uno, cuando no vale ni para ser la número cincuenta y dos. Pero, viendo como se va a quedar el PSOE, puede que lo consiga, ojala.

En fin, ya solo nos quedan dos días para despertarnos de la pesadilla socialista.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Rajoy, la última esperanza del sistema

Creo que todos tenemos claro que la crisis actual no solo es económica, sino de todo el sistema. La constitución de 1978 está muerta. Es grave para España pero no mortal, la constitución no deja de ser un instrumento para vivir como ciudadanos en nuestra nación. Lo importante es que se mantenga la esencia democrática que la encumbró, su espíritu. Que nadie lo confunda con el consenso entre los partidos que fue el mecanismo utilizado en la transición para armar el texto constitucional. Que mientras se mantuvo ese consenso la constitución fue válida, era la argamasa que evitaba que el título octavo –el muro de carga defectuoso que tenía– se llevase por delante el edificio constitucional. Una vez acabado el consenso la constitución se fue agrietando, hasta que ahora ha terminado de hundirse.

Pero tampoco pasa nada, simplemente –o no tan simplemente– hay que volver al espíritu preconstitucional, a la ansia de vivir en libertad, como ciudadanos, del pueblo español. Y de ahí crear un nuevo consenso que nos lleve a reformar la constitución que contengan los principios del estado de derecho y la defensa de las libertades ciudadanas, que es lo básico que ha debe tener un texto constitucional.

Actualmente esto solo puede llevarlo a cabo Mariano Rajoy. Está condenado a hacerlo y a hacerlo ahora. Si fracasa no habrá otra oportunidad. No sé quién, ni como se realizarían en ese caso los cambios, lo que sí sé es que se harían desde fuera del sistema. Que tampoco puedo afirmar si será mejor o peor.

Soy consciente que esto se da de tortas con la utopía que se están montando desde la izquierda. Esperan que el gobierno de Rajoy caiga y desde Uropa nos pongan un tecnócrata, de izquierdas por supuesto –se nota que no ven la contradicción–, que será quién nos saque de la crisis –para ellos solo económica e internacional– con la ayuda de fondos europeos. Quién hambre tiene, con pan sueña.

En fin, que si no queremos entrar, otra vez en la historia de España, en un convulso periodo de inestabilidad institucional –lo de Urgandarín no es casual– más nos vale que Rajoy tenga un enorme resultado electoral para después exigirle que no se le encoja el codo al hacer las reformas, incluyendo la constitucional, que España necesita.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Ladridos en la noche

Anoche se celebró un debate en La 8 de Palencia, el PP envió a su cabeza de lista al congreso por Palencia, Ignacio Cosidó; el PSOE, por su parte, mandó a un rottweiler muy ladrador pero poco mordedor. En el primer bloque los ladridos se llevaron el gato al agua. Es lo que tiene el encontrarse con unas fauces nada más abrir una puerta, que te echan para atrás. Pero en cuanto demostró que de mordiente tenía más bien poco, el de los ladridos ya tenía poco que hacer.

Me hizo mucha gracia cuando Villarrubia pidió a Cosidó que no lo interrumpiese, cuando él no hacía otra cosa en todo momento, llegando al punto en que el moderador, Álvaro Lantada, tuvo que llamar la atención al socialista porque tantos cortes y tantas voces no le permitían disfrutar de su ensoñación.

Por un lado estaba Ignacio Cosidó que iba manifestando, entre interrupciones e improperios, la necesidad que tiene España y Palencia de un cambio para superar la crisis. Se acordó de los 14.000 parados palentinos, de los pensionistas que han perdido poder adquisitivo, de los funcionarios a los que el PSOE ha bajado el sueldo, de los agricultores, de los jóvenes sin expectativas, de los dependientes, etc. Lo hizo en un tono tranquilo y sabiendo de que hablaba. Recordando los 5 millones de parados y el roto en el estado de bienestar que eso conlleva. Por mucha ley de dependencia que apruebes, sino la financias, no tienes nada.

Al otro lado de la mesa, bufaba en un todo peleón, hosco e histriónico, Julio Villarrubia que no abandonó en toda la noche su anodino bucle melancólico de tres ocurrencias. La primera, yo he creado el estado de bienestar, en realidad decía que han sido los socialistas pero luego botaba recordando todas las leyes que había votado (del estatuto de Cataluña y del desmantelamiento de archivo de Salamanca no se acordó). La segunda es que Aznar y Rajoy son unos especuladores inmobiliarios, ¿se habrán comprado unos chaletazos en villapesoe, los muy campeones? Y la tercera ocurrencia es que la Junta de Castilla y León es lo pior, pues así no lo piensan los ciudadanos que han confiado, aún más, en Juan Vicente Herrera que en Oscar… eh… me he quedado en blanco.

Mientras Cosidó no utilizó el terrorismo, que de esto puede hablar más que Villarrubia de aquí a Lima, el socialista se enfangó en el jardín de exigir la petición de perdón de Cosidó a Rubalcaba por el faisán y por eta. De locura. Era la desesperada búsqueda del enfrentamiento personal para intentar salvar los muebles en un debate donde el representante del PSOE no aportaba nada, salvo el miedo a que viene la derecha y la falsa autoproclamación de ser inventores de la democracia y del estado de bienestar.

Pero el momento más repugnante, insidioso y nauseabundo que jamás se ha visto en un debate político fue cuando Julio Villarrubia acusó, sin tiempo de réplica y sin citarla, a Marta Domínguez de estar imputada en un caso de delito fiscal. Lo cual no solo es una mentira sino que es de infames hacerlo sin dar el nombre y cuando no hay tiempo para replicártelo.

Coda: Me pregunto si Elena Villamediana no estaría viendo a Wyoming en la sexta mientras retransmitían el debate, porque leyendo lo que ha escrito al respecto no encuentro otra explicación.

martes, 15 de noviembre de 2011

Un ministro para interior

Son muchos, y graves, los problemas que se encontrará Mariano Rajoy cuando llegue a la Moncloa. Por no decir que todo será un gran problema, gracias a ese “gran” presidente que ha sido Zapatero y a la inestimable ayuda que le ha prestado su segundo Alfredo (no te creo) Pérez Rubalcaba. Así que, la noche de las elecciones, Rajoy solo podrá tomarse una copita de champán para irse temprano a la cama porque el 21 tiene que madrugar. Que le espera una buena.

Hará un gobierno corto, de pesos pesados, con gente de su confianza y de su edad, bajará la media edad gente como Soraya Saénz de Santamaría. Para interior, que es de lo que voy a escribir hoy, yo apuesto por Ignacio Astarloa, al igual que hace Cristina de la Hoz en Vozpópuli. Coincido con Cristina en que, el que fuera secretario de Estado del Interior con Ángel Acebes, tiene un perfil muy definido, que nos recuerda a la figura del Mayor Oreja del 96 y que tiene toda la confianza de Rajoy.

Pero al revés de lo afirmado en el artículo, no está bien visto en el nuevo PP vasco. Y tener un ministro del interior que no sea de la confianza de amigos del norte, resta algo. También hay que tener en cuenta que dentro de Génova 13 no están por la labor de tener en un puesto de tanta responsabilidad al hombre de Acebes, pero estos, al final, aplaudirán lo que decida Rajoy.

Pero donde realmente falla el análisis de De la Hoz es cuando afirma que los otros ministrables son el portavoz en el congreso en temas de interior y diputado por Palencia, Ignacio Cosidó, así como el exdirector de la policía y actual presidente del parlamento valenciano, Juan Cotino. Ninguno de los dos. El segundo porque está en Valencia y allí se va a quedar y el primero, a pesar de que a los palentinos nos gustaría verle allí, porque de su edad solo entrarán en el olimpo del gobierno los más cercanos a Rajoy, su núcleo duro. De todas formas Rajoy erraría sino le aprovecha para un cargo relevante dentro de ese ministerio. Aunque no sería ningún demérito para Cosidó si le nombran presidente de una comisión importante dentro del congreso sumado a la representación de España en algún organismo internacional relevante, donde también se mueve bien.

De todas formas yo apuesto por Astarloa, es más, de no ser él creo que tiene más posibilidades la presidenta de parlamento vasco, Arantza Quiroga, que los dos citados.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Atracciones en la Plaza Mayor

En estos tiempos de crisis no todo tiene que ser reducción del gasto público, también son, deben ser, tiempos de nuevas ideas. Ayer, la junta de gobierno local del ayuntamiento aprobó, con la abstención del PSOE, el programa “Mes de la infancia” compuesto por una serie de actividades lúdicas y culturales para conmemorar los Derechos del Niño, que se celebra el día 20 de noviembre. A esta hay que sumarle el programa “Chiguit@s” que tan buena acogida tuvo este verano.

Palencia es una ciudad compuesta principalmente por personas mayores, pero no por eso hemos de olvidarnos del resto de la población. En los tiempos de Heliodoro, sería por su edad, los niños solo eran usados como atrezzo. Pero ahora, desde que de este negociado se encarga Vanesa Guzón, a los niños se les está dando el protagonismo que se merecen.

Todos nos rasgamos las vestiduras afirmando que los niños son el futuro, que tenemos una ciudad muy envejecida y que hay que apostar por los jóvenes. Pero a la hora de la verdad solo algunos se acuerdan, de verdad, de nuestros chiguitos. Por eso está muy bien que en estos días, aunque estemos en periodo electoral, desde el ayuntamiento se programen ciertos actos para los niños. Los socialistas se oponen porque el único acto que hacían ellos conmemorando el día de los Derechos del Niño era el pleno infantil, pleno donde el protagonista era, como en el resto, Heliodoro Gallego y por eso lo hacían.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Tacones desubicados


Se nota que soy un gañán en estilismo, que tengo un shopping assistant de provincias y que confundo la Madrid Fashion Week con una serie de la HBO, porque a mí eso de ir a la plaza de Abastos en taconazos me parece raro. Será cosa de las nuevas JASP, por cierto, ¿no se había quedado demodé hacía tiempo este acrónimo? Cualquier día, Miriam Andrés, con su basta preparación, nos saca un “Côdex Socialiste” escrito a tercias con Leire Pajín y Bibiana Aído, otras grandes JAPS del zapaterismo, que se nos cae Pablo Iglesias del cuadro.

Dice la voz en off al principio del vídeo: “El 20-N la provincia de Palencia se juega el seguir avanzando o volver a los índices de hace ocho años, cuando gobernaba Aznar”. “Pos” eso queremos: pleno empleo en la provincia, España respetada en el mundo, eta fuera de las instituciones, etc. No seguir avanzando: en el paro, en la miseria, en la victoria de los terroristas, en hundirnos más en el agujero del mundo, etc. Así que hagamos caso Rubalcaba y pongamos a Rajoy de presidente, tal y como, nos lo pide Julio Villarrubia en el vídeo. Inciso: me da rabia, pero he de reconocer que el chiste no es mío, es de Carriedo, cuando vi el vídeo la primera vez no me di cuenta.

Nos recuerda el vídeo que el cabeza de lista al congreso por el PSOE palentino ha sido corresponsable de la aprobación de leyes contra el maltrato a las mujeres –si maltratan a un anciano o a un niño varón no importa– y contra la discriminación de los homosexuales, obligándoles al trágala del matrimonio –petición minoritaria entre ese sector social–, en vez de reconocerles el derecho de unión civil que era apoyado por la mayoría de la población, también de la homosexual; y que no habría traído ninguna tensión social.

Se olvida la voz en off, pero ya estoy yo aquí para recordarlo, que Villarrubia también voto a favor del estatut de Cataluña, de la legalización del asesinato de nonatos, de la humanización del gorila, de la congelación de las pensiones y de la reducción de los sueldos de los funcionarios, entre otras, que les han venido muy bien a los palentinos. Gracias Julio.

Así que el 20-N ya sabéis, si queréis seguir avanzando hacia fondo del agujero con los socialistas, votad a Julio y a la JAPS; pero si queréis volver a los tiempos donde gobernaban personas que sabían sacarnos de las crisis y que no hacían tanto el ridículo, votad al PP.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Ole, mi Aznar

En Palencia y en Castilla y León somos todos aznaristas y se nos nota. Tranquilos, tranquilos, amarrad los doberman, que me refiero a las gentes de derechas; y también a los que vieron España prosperar en esos años; y a los que recuperaron el orgullo de ser españoles; y a los que sintieron que a eta se le podía derrotar. En fin, menos a los sectarios con orejeras de la izquierda más bobolona, me refiero a todos. Ala, ya podéis soltar las correas, que aquí os espero con el capote preparado, como siempre.

Me sentí con quince años menos, solo me faltó empezar a cantar aquello de: “Aquí están los jóvenes de Aznar”. “Se nota, se siente, Aznar presidente”. Una gozada, la verdad. Fue como volver a los tiempos en que hacíamos botar a la plaza de toros de Valladolid. Solo me desagradó esa manía de jugar a pequeña (perdedor de mus) que tiene el partido, no atreviéndose a preparar la visita en un recinto más grande. El pabellón se habría llenado, seguro. Y no será por tiempo para prepararlo, que ya dí, aquí, la noticia el viernes, 28 de octubre.

Y el mitin, ¿qué queréis que os diga? Aznar es otro nivel, es estratosférico. La mejor parte, cuando improvisó. Cuando contesto a aquellos que le acusaban de movilizar al electorado socialista, recordándoles que fue él quien les ganó por mayoría absoluta en el 2004. Genial sin duda. Que no sé si les movilizará, pero enrabietarles, vaya como les enrabieta, basta con leer los comentarios del norte de esta noticia.

En fin, que la campaña ya está terminada, este ha sido el hito –y no solo para el PP– y el resto es solo esperar al 20-N.

Coda: recordad para el futuro la noticia que publican hoy en Libertad Digital sobre la adhesión de la fiscalía la búsqueda de la verdad sobre la masacre del 11-M, porque en los próximos meses oiremos hablar mucho el tema, y algunos, escribiremos también mucho sobre ello, como siempre también.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Campus Virtual “Súmate al cambio en la red” en Palencia

El cabeza de lista al congreso por el PP en Palencia, Ignacio Cosidó, tuvo a bien invitarme a participar en el Campus Virtual “Súmate al cambio en la red”, que celebró el PP palentino este sábado, para que pudiese contar a los presentes como se gestó, creció y se mantiene este blog, que usted tiene a bien leer.

Y como es de bien nacidos ser agradecidos, tengo que agradecer en primer término a los alumnos al campus por el buen trato que nos dispensaron a los intervinientes. A Iván por lo interesante de su exposición, a Eduardo por su magnífica organización y al PP de Palencia por la sincera apuesta que hace por al comunicación 3.0, en gran parte por tener un político 3.0 como es Ignacio Cosidó.

Aún siendo este un blog administrado por un militante del PP, el blog no lo es en absoluto, es más, no solo yo he criticado, cuando así lo he creído conveniente, al partido popular, sino que en la ventana de libertad que tengo abierta en el apartado de comentarios son especialmente críticos con mi partido. Pues a pesar de todo esto han querido, que en un acto de campaña, colaborase con ellos. En este apartado hay que hacer una especial mención a la directora de la campaña, procuradora regional, secretaria provincial del partido y candidata al senado, Ángeles Armisén, que últimamente le están dando, aquí, estera de la buena y no solo no se ha quejado, sino que me ha agradecido mi presencia en el acto. Otros por menos, me han querido ronchar la oreja. Y no sé, si en otros partidos permiten estas cosas, es que no todos los partidos tienen la libertad como principio fundacional, como en el caso del PP.

Pero allí, no solo estuve para contarles mi película, sino que estuve también para aprender. Y he aprendido como hacer un código Q-R para que desde tu smartphone puedas leer este blog. Le dejo aquí debajo y en la barra lateral.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Campaña electoral desde Alcalá Meco

Cuando el PSOE está a punto de perder el poder se dan siempre tres constantes: tratos ilegales con eta –ya sean por matarles o por encamarse con ellos–, ruina económica de España y altos cargos pringados en casos de corrupción.

La juez Estela San José, que investiga el fraude en la concesión de ayudas públicas en Galicia y el presunto cobro de comisiones por José Blanco (a. campeón), ha decidido elevar al Tribunal Supremo la parte del sumario que afecta al ministro de fomento y portavoz del gobierno. Por menos de esto, el propio Blanco pedía la lapidación pública del acusado, cuando este era del PP. Pero ahora, los socialistas, piden que se respete la presunción de inocencia de su vicesecretario general. ¡Que majetes!

Pues vamos bien, el cabeza de lista por Lugo pringado por robar y el cabeza de lista por Madrid y candidato a la presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, pringado por colaborar con eta. Y el miedo es que vengan a gobernar los del PP. Sí, sí.

En fin, ¡ojala que día 20, los españoles, os manden a tomar… la puerta de salida!

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El PSOE, ni está, ni se le espera

No es que lo diga yo, conspicuo miembro de la caverna blogosférica fascista palentina, ni los de la otra caverna –que actualmente andan a la gresca con los que dirigen al PSOE palentino–, lo dicen también tanto los votantes socialistas, como muchos miembros de la prensa local, aunque no se atrevan a publicarlo; el PSOE en Palencia no ha hecho precampaña. Andan más preocupados de sus cosillas, que de intentar conseguir algún voto nuevo, o de no perder un montón de viejos, que es lo previsible.

¡Ay, sí! Que trajeron al ministro de justicia, Francisco Caamaño, y lo pasearon por la calle Mayor. Fue tal el alborozo que no se podía pasar. Un tumulto de personas, un gentío sin igual para ver al gran líder socialista. Nótese la ironía, no vaya a ser que Mariam Andrés se tome estas palabras como un reconocimiento a su trajín sin fin.

Pero hemos de tranquilizar a los socialistas palentinos, todo este ahorro de energía y recursos servirán para que en la campaña se dé la campanada. Vamos a ver un despliegue de medios y trabajo por parte del PSOE palentino, que lo vamos a flipar. Va a ser el acabose. Van a hacer una campaña tan intensa que seguramente saquen un diputado y un senador. Ahí es nada.

En resumen: que a los dirigente socialistas palentinos les importa un pimiento esta campaña electoral, ya han conseguido lo que les importaba; situarse como cabezas de lista para asegurar su elección y con eso ya han cumplido. Ahora a esperar que la campaña acabe pronto.

viernes, 28 de octubre de 2011

Aznar hará campaña en Palencia

El que algunos consideramos el mejor presidente de España desde Maura, vendrá a Palencia en el principio de la campaña electoral.

Les hay que consideran que no hay que hacer mucho en Palencia en unas generales –como todo el pescado está ya vendido– y que no lo hacen por mucho que nos digan que sí. Otros en cambio si se lo curran, aunque no se gane ningún escaño más, porque: primero, es lo suyo; segundo, porque consideran que unas elecciones es algo más que un reparto de escaños; y tercero, porque tienen cierta entidad política.

Es por esto que el cabeza de cartel por Palencia del PP, Ignacio Cosidó, ha tenido relevancia política cuando su partido ha estado en la oposición y tendrá mucho más cuando su partido esté en el gobierno. En cambio, el cabeza de cartel por Palencia del PSOE, Julio Villarrubia, no ha tenido ninguna relevancia política cuando su partido ha estado en el gobierno –decían que iba a ser ministro de justicia– y tendrá mucha menos cuando pasen a la oposición. Y si es que sobrevive, claro.

Así que, todo palentino que tenga al expresidente José María Aznar como referente político o simplemente que quiera oír algo interesante en esta campaña, tendrá la oportunidad de hacerlo en directo. Que no en todos los sitios se podrá hacer.

Actualización: Exactamente será el día 8 de noviembre, martes.

jueves, 27 de octubre de 2011

Los barrios se mueven

Uno de los principales instrumentos utilizados por los socialistas palentinos, comandados por Heliodoro Gallego, para ganar elección tras elección –amén de aplicar la máxima de “prometer y no dar, no descompone hogar”– ha sido siempre la utilización de las asociaciones de vecinos de los barrios. Pero en esto pasa como con cualquier otra máquina, cuando se la fuerza demasiado o no se la engrasa convenientemente, termina por fallar. Eso es lo que le ha pasado al PSOE en estas últimas elecciones, que solo la Federación Provincial de AA.VV. de Palencia, encabezada por José Luis Liedo, echó una mano para que Gallego revalidase el cargo de alcalde de Palencia, y tampoco es que se mojasen mucho.

La tónica general en los últimos años era que nadie quería liderar las asociaciones de vecinos, salvo la de San Juanillo, presidida por el actual concejal de barrios, Manuel Paramio, que siempre había alguien dispuesto a arrebatársela, oh casualidad. Por lol que tenían que mantenerse en el cargo los mismos, elección tras elección. Lo cual era bastante lógico, lo único que les dejaban revindicar era lo que revindicaba el ayuntamiento, nunca se podía pedir algo en contra. Así les ha ido.

En ocasiones fue más grave aún. Recuerdo cuando el presidente de la asociación Gaspar Arroyo, José Luis Ainsúa, peleaba para que el ayuntamiento socialista diese explicaciones sobre el destino de los fondos aportados por la ciudadanía. Dineros que gastó el ayuntamiento en sufragar gastos provocados por la catástrofe pero diciendo que se habían utilizado fondos públicos del municipio y poniéndose, Heliodoro Gallego, una medalla que no le correspondía. En vez de reconocer la mentira y pedir perdón, los socialistas iniciaron una feroz campaña contra Ainsúa. No dudaron en utilizar a la asociación de vecinos del barrio de San Pablo y Santa Marina, al que pertenecía la calle Gaspar Arroyo. Desde esa asociación vecinal boicotearon toda iniciativa llevada a cabo por los afectados por la explosión, yendo siempre en su contra, incluyendo un artículo publicado por su presidente, Luis Miguel Robles. Nunca supimos si él lo había escrito.

Parece que al citado Robles le van a dar boleta, al igual que al del barrio de San Antonio, hace un par de semanas. Según Javier García Escudero estas renovaciones se deben a que los socialistas van realizar la oposición a Polanco desde las asociaciones de vecinos, porque desde la bancada del ayuntamiento o desde el partido no hay de donde sacar. No lo sé, ya veremos. De todas formas, a mí no me parece mal, siempre me ha parecido una fascistada eso de de que la política solo se puede hacer desde los partidos. Es como los que dicen ahora que, si las víctimas del terrorismo quieren pintar algo en la rendición ante eta, tienen que formar un partido y presentarse a las elecciones. ¿Pero de qué, bacalao?

En una democracia, digna de tal nombre, la política se hace desde donde quieran los ciudadanos, me refiero a la POLÍTICA con mayúsculas, no a la ponzoña a que nos tienen acostumbrados la casta política. Así que si hacen oposición al ayuntamiento desde las asociaciones de vecinos, pues bien hecho está. Eso sí, que no se dejen dirigir por los socialistas que solo les utilizarán para sus intereses particulares. Y si se dejan dirigir que, al menos, lo hagan conscientemente y luego no se me quejen de las consecuencias. Que mientras se venga de frente, se admite todo.

viernes, 21 de octubre de 2011

Maltrato

María es una española cualquiera, una mujer normal, como tú y como yo. Nunca ha querido otra cosa que vivir en paz. Pero tuvo la desgracia de cruzarse, un aciago día, con un animal, con un mal bicho. Durante años, María, ha aguantado el maltrato en silencio. Tenía que entrar en el hospital por la puerta de atrás. Los vecinos decían: “algo habrá hecho”. Los compañeros de mus de su marido, jaleaban las palizas como si fuesen hazañas. María era católica pero no podía pedir ayuda al cura de su parroquia, porque este, era la pareja de mus de su maltratador.

A pesar de las múltiples promesas por parte de la bestia de que esto se iba a acabar, los golpes no cesaban. Poco a poco María fue concienciándose de su situación y empezó a hacer público su dolor. Al hacer esto algunos la acusaron de incitar a la violencia, pero otros la apoyaron. Llegó un día en que prácticamente todos los vecinos estaban con María, incluso los compañeros de mus del maltratador decían, con la boca pequeña eso sí, que lo que hacía su compadre con María no estaba bien. Con la presión de la calle, la alimaña terminó en la cárcel. Hundido y silenciado, creíamos que iba a pasar a la historia. Pero no fue así.

Llegó un nuevo presidente de la comunidad de vecinos que consideraba que a ese maldito bastardo nunca se le podría parar y que para que dejase de maltratar a la pobre María, habría que darle algo de lo que pedía. Que tampoco pedía tanto, opinaba, la vivienda donde vive María –que no es suya, que es pública–,la custodia de los hijos –ya que lo que hace es siempre por el bien de esos hijos–, una pensión –con todos estos años de idas y venidas, solo ha tenido tiempo para el maltrato y de algo ha de vivir–, tampoco renuncia a parte de las viviendas colindantes –que la suya sola le queda algo pequeña–.

Y en estas estábamos, mientras el gobierno de la escalera negociaba, aunque lo negaba, María protestaba en el portal. Pero algunos vecinos, que lo único que quieren es que el edificio esté tranquilo, al precio que fuese, pero en paz, la insultaban. La decían que dejase de quejarse, que llevaba dos años sin recibir ningún puñetazo, que era una crispadora. Que algo tendrá que poner para alcanzar la paz del portal, que su marido también ha sufrido estando en la cárcel. Que también es un vecino y tiene derecho a vivir.

Ayer, después de mucho negociar, el abusador de María ha escrito una carta –la duodécima– donde afirma que va a dejar definitivamente de pegar. De momento no entregará el puño americano que usaba para golpear a María. Tampoco renuncia al piso, pide que el presidente de su comunidad y de la comunidad vecina le entreguen parte de las zonas comunes de ambos edificios, no pagará la cuota de la comunidad, es más, le tendrán que pagar a él. El presidente de la comunidad de vecinos ha afirmado que hoy es un día para la alegría. Hoy María está triste, dice que eso no es lo que buscaba. Sus vecinos la acusan de querer amargarles este día tan feliz. Los compañeros de mus del salvaje lo están celebrando. María llora pero a nadie le importa.

Coda: prefiero equivocarme mil veces junto a las víctimas que una sola vez en su contra.

VERDAD, MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA

ESPAÑA Y LIBERTAD

jueves, 20 de octubre de 2011

29-O. Todos a Madrid


La asociación “Voces Contra el Terrorismo” nos convoca, a la gente de bien, para que el sábado 29 del presente, a las 13.00 horas, nos concentremos en Plaza de la República Dominicana de Madrid, bajo el lema “Frente a la impunidad, Justicia”.

Si quieres ir desde Palencia llama al teléfono 645.999107 para poder ir en autobús.

MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA

lunes, 17 de octubre de 2011

Hablemos de Marta

Son muchos los que han criticado la inclusión de Marta Domínguez en la lista al senado por el PP en Palencia. La gran mayoría achacan a la deportista su poca preparación para la política. ¡Ni que eso fuese una excepcionalidad! ¿Qué preparación y capacidad tiene la senadora actual socialista por Palencia, Miriam Andrés? Tranquilos, ya sé que capaces como esta también los hay, y en cantidad, en el resto de los partidos, incluido el PP. Entonces, ¿por qué solo os quejáis de Marta?

A mí también me gustaría que las cortes estuviesen llenas de catedráticos, economistas, expertos en derecho, refutados intelectuales e historiadores –que falta nos hacen historiadores en las cortes, cuantas estupideces nos ahorraríamos–, pero los partidos ponen a quien ponen. Si pudiésemos votar los integrantes de las listas previamente dentro de los partidos, otro gallo nos cantaría, pero ese es un debate para otro día. Hoy quiero hablar de lo beneficioso que es para los españoles que Marta Domínguez esté en el senado.

Hay dos elementos que hacen que Marta Domínguez sea un buen representante de la soberanía nacional en la cámara alta. El primero es que Marta es una persona acostumbrada a esforzarse, a sacrificarse, a superar sus límites. Ese espíritu, inexistente en la actual casta política, es muy necesario siempre y para todos, pero muy especialmente es necesario en esta época de crisis y sacrificios; y en el lugar donde pacen los poderosos. Pueden y deben aprender tanto los políticos de la personalidad de la atleta palentina, de Abel Antón y Miriam Blasco, también.

El segundo elemento es que Marta Domínguez ha sufrido una persecución policial, que ya les gustaría haber tenido a muchos neorojos en el franquismo, para así no tener que inventársela. Cuando alguno, en el senado, diga que está sufriendo el acoso del estado español, deberá hacerlo mirando a los ojos de alguien, que de verdad sabe lo que es eso. Y cuando algún ciudadano sienta el abuso de poder del estado, tendrá a quien acudir.

Por otro lado no me extraña que la izquierda, que tiene en el senado y como ministra a Leire Pajín –que sí, que sí, que soy subjetivo al escoger los nombres, pero no en calificarles–, no quiera a deportistas en las lista del PP. Ellos en sus buenos tiempos –ahora ni eso– podían conseguir a gente, que se autodenominan de la cultura, como Ángeles González-Sinde –guionista de la película “Mentiras y gordas”– o a la que fuera la primera opción de Zapatero para el cargo, Miguel Bosé. Que será un excepcional cantante, no te digo yo que no –yo soy más de AC/DC–, pero preparado para la política, mucho no está.

En definitiva, siendo claros y dejándonos de florituras, respondiéndonos con el corazón en la mano: ¿Tus hijos, de ser algo, como prefieres que te salgan, como Marta Domínguez Azpeleta o como Miguel González Bosé?... Pues eso.

viernes, 14 de octubre de 2011

En la mitad de mi vida de María San Gil

Acabo de terminar de escuchar el ensayo biográfico escrito por la expresidenta del PP vasco, María San Gil. Aciertan en la contraportada del libro cuando escriben “el lector escuchará contar a María como fueron esos años”. Porque al leerlo notas la inconfundible voz de San Gil en cada párrafo, es la transcripción de un monólogo.

Que nadie espere encontrar entre sus hojas una vendetta contra los miembros del PP que la echaron. En realidad fue peor que echarla, quisieron quedarse con su nombre y con su imagen pero eliminando su política, que era la que daba categoría a su nombre y a su imagen. Hizo bien en irse, le ha sentado estupendamente y se le nota.

Desde el inicio nos deja claro que es una larga carta a sus hijos, para que sepan como vivió su madre su etapa política. Y de paso nos permite a nosotros también conocerla. No cae nunca en el morbo de contar “secretillos”, es más, creo que trata demasiado bien a los que a ella la trataron demasiado mal. No considera a nadie enemigo salvo a eta.

María, en todo momento, nos deja claros cuales son sus principios y valores. Su compromiso con la libertad, con España, con las víctimas, con la Iglesia, etc. Como católica nos muestra su dolor provocado por el desprecio de quien debería haber sido su pastor diocesano, pero que nunca se tuvo como tal, Setién.

Este ensayo autobiográfico tiene un secundario, que en ocasiones es principal, Gregorio Ordóñez. Lo compartido con su “jefe” es la parte más importante del libro, incluyendo el relato de su asesinato. Se nota que María le tiene como gran referente, pero en su elocución –recuerda que este ensayo no se lee, se escucha– nunca comete el error de convertirlo en leyenda.

En resumen, a quien le gusten los ensayos políticos donde se cuenten los entresijos de las decisiones políticas, las alcantarillas de los partidos y el despelleje de sus protagonistas, que no lo lea, de eso en este libro no hay nada. Por otro lado quien quiera saber cuales son los valores del mejor PP, de lo que una vez se defendió –o al menos eso queremos creer– que lo lea y si algo aprende de ello, mejor. Y la pregunta, ¿volverá María San Gil a la política?, la respuesta que nos da en esta obra es no. Ahora sabe lo que es vivir.

jueves, 13 de octubre de 2011

¡Pepiño, campeón, dimite de una vez!

Siento darle esta noticia, Sr. Blanco, pero usted está políticamente muerto. Ya no le salva nadie, si es que hay quien quiera salvarlo. Así que, para que hacer más el ridículo arrastrando su cadáver por las terminales aeroportuarias. Dimita hombre, dimita, ¿a qué está esperando?

“Lo único que deseo es poder defenderme de falsedades que están saliendo en una estrategia que es una golfería por parte de quien lo está haciendo”, declaró ayer el ministro de fomento. Que mal lo está pasado, ni que fuese un Camps cualquiera. Porque el presidente de la Comunidad Autónoma de Valencia sí que tenía que dimitir, y dimitió. Se dejó regalar cuatro trajes, y además, a cambio de nada. Esa infracción, que no delito, no se podía consentir.

En cambio a Don José, ¿de que le acusan? De llevarse unas comisioncillas, de que le hayan pagado medio chalet en Las Rozas, etc. Y como es una persona agradecida, a cambio, les ha adjudicado a esos “amiguetes” unos contratillos. ¿Y por esto ha de dimitir? ¿Un dirigente socialista al que Rubalcaba le ha acusado de ser honesto y trabajador?

Anda Pepiño, déjate de gaitas gallegas, dimite y deja a Rubalcaba que haga su campaña. Si para hundirse se basta el solito.

martes, 11 de octubre de 2011

Marta Domínguez al senado

Me gusta la idea de que Marta Domínguez sea candidata por el PP de Palencia al senado. Las listas abiertas nos permitirán darle personalmente nuestro apoyo. Se lo merece. Por lo mal que nos hemos portado –digo “nos” por no citar a nadie, que luego se molestan– durante los meses –los últimos de su embarazo– que ha durado el montaje político–policial perpetrado por el ministerio del interior, cuando era dirigido por el candidato socialista a la presidencia del gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

A ver si con este impulso sacamos los cuatro senadores y dejamos a los socialistas sin representación en la cámara alta, para alegría de Gallego… y de Crespo y Lagunilla, también.

viernes, 7 de octubre de 2011

Contrato único

Saldrán, otra vez, los socialistas acusando al PP de no tener programa o de tenerlo oculto. Cuando son ellos los que hacen lo contrario de lo que prometen o cuando su programa es un puñado de ocurrencias que tienen que rectificar al día siguiente de hacerlas públicas. El que quiera saber lo que va hacer el PP cuando gobierne –que nadie dude que gobernará, tras el 20-N– que esté atento a lo que está proponiendo en la macroconvención política de Málaga. Entre las muchas y buenas ideas, en todos los ámbitos, que allí se están viendo, quiero destacar la implantación del contrato único.

Cuando un empresario se plantea contratar a un empleado tiene que plantearse previamente muchas cosas, la más importante es el coste del contrato, donde se incluye el coste de despido. Y si no le salen las cuentas no contratará, lo cual no le hace ninguna gracia. Que nadie se confunda, cualquier empresario prefiere tener mil empleados que tener solo dos, lo que nunca hará es contratar a mil si su volumen de negocio solo da para dos, salvo que sea la administración.

Solución socialdemócrata para que el coste por contratar sea menor, eliminar la indemnización por despido durante un tiempo, es decir, el contrato temporal. A cambio tú, malvado empresario, cuando acabe ese periodo harás a ese trabajador temporal indefinido; y para obligarte a ello, te prohíbo que puedas volver a firmar un contrato temporal con ese trabajador. Pero si empresario no puede asumir el coste de un trabajador indefinido –que es lo normal, aunque no haya crisis–, simplemente contratará a otro temporal, aunque esté contento con el otro trabajador y le fastidie volver a empezar de cero con otro nuevo.

Para evitar estos despidos, en la última reforma, se admitió la encadenación de contratos temporales. Chapuza sobre chapuza. Una visión más izquierdista dirá que la solución es prohibir que pueda contratar a un temporal donde antes había otro, obligándole a hacerle fijo. Con eso lo que se consigue es que no contrate a nadie aunque vea mermada su capacidad empresarial. Si no puede asumir el coste de un nuevo indefinido, simplemente no puede; y no lo contratará por mucho que le obligues. Es más, si le fuerzas mucho te cargarás la empresa, que es lo que pasa ahora, pero no conseguirás más contratos indefinidos, al contrario, conseguirás desempleados indefinidos. Por mucho que golpees el cubo en el fondo del pozo, si no hay agua nunca lo llenarás.

La solución es dejarnos de izquierdadas estúpidas y ruinosas e ir al contrato único. Un contrato que genere derecho de indemnización desde el primer día pero sin ninguna otra restricción. Esto será un coste para el empresario, pero será siempre el mismo coste, independientemente de a quien contrate, o si despide a uno y contrata a otro. Con esto se conseguirá que no haya un beneficio económico por despido o un sobrecoste por mantener a un empleado con el que estás contento.

Ahora rebaja los costes sociales, flexibiliza las relaciones laborales entre empleador y empleado, evitando que los costes laborales se lleven a la empresa por delante y verás como se empieza a reducir el número de nuevos parados y, al poco tiempo, aumentan los empleos. Si es muy sencillo, simplemente hay que quitarse las telarañas marxistas de la cabeza.