domingo, 23 de octubre de 2016

Desagradecidos

Esta mañana me ha dado por reflexionar sobre el poco más de un año que Ciudadanos lleva en la política municipal española, aunque parezca que hayan pasado diez. Tras unos excelentes resultados, ha sido llave en varias Comunidades Autónomas (Andalucía, Madrid o Castilla y León), en varios ayuntamientos (León, Salamanca, Burgos, Ávila o Palencia, por citar algunas de las capitales de provincia de nuestra región). En la mayoría de estos sitios, Ciudadanos ha permitido acceder al gobierno al PP y le ayuda desde la oposición a gobernar el día a día.

Centrándonos en nuestra bella y desconocida Palencia, recordaremos que, no solo, Alfonso Polanco ha repetido como alcalde sino que ha podido sacar adelante proyectos, tan importantes, como la remodelación del Pabellón. Que será la gran obra que legue el actual alcalde de Palencia a la posteridad municipal. También, en este último mes, Ciudadanos ha quitado la lógica condición previa a la negociación de los presupuestos municipales, la de que Polanco abandonase su presencia remuneratoria en la Diputación de Palencia.

Ante tanta generosidad, ¿qué ha recibido Ciudadanos del PP, por estos lares? En Carrión de los Condes, utilizar las informaciones de la Junta de Gobierno para boicotear al Ayuntamiento, llegando al extremo de obligar a José Manuel Otero a prescindir de la presencia del portavoz del PP en ese órgano de asesoramiento al alcalde.

Peor aún es lo de Cervera de Pisuerga. Han boicoteado las fiestas. Han utilizado el problema del agua para criticar a Kika Peña, la alcaldesa, cuando es un problema heredado y nunca atajado –veréis como en esta legislatura se arregla–. Han intentado presentar un seudorecusatorio de la alcaldesa, jugada frenada por Carriedo. Desde entonces, el cabreo del PP cerverano es tal, que todas las semanas la portavoz ladra notas de prensa, con más penita que otra cosa.

Y en la Diputación, palos porque bogas y palos porque no bogas. Ni una sola aportación de Ciudadanos se ha tenido en cuenta por el equipo de gobierno de la institución, es más, en ocasiones, votan en contra y luego la aplican ellos, haciendo como que es original suya. Con el resto de grupos, el PP, se tiene sus más y sus menos, con Ciudadanos siempre son sus menos.

Como conclusión a esta reflexión, me pregunto si Ciudadanos no estará siendo demasiado generoso con un desagradecido PP. Si Ciudadanos no tendría que pagarle al PP con su misma moneda, en aquellas instituciones donde es imprescindible. No sé, son reflexiones en una mañana de domingo.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Camino de las terceras

Para nuestra desgracia, considero que las probabilidades de que en navidades volvamos a votar son muy altas. Pero eso no es lo peor, creo que si hay unas terceras elecciones, nada impediría que haya unas cuartas y las que nos echen. Pero no adelantemos acontecimientos y analicemos porque seguramente sí votaremos por tercera vez en un año. Para ello intentaré explicar los escasos escenarios donde se podría formar un gobierno antes de que acabe el plazo y porque son poco probables.

Que tras, los presumibles, malos resultados del PSOE en las dos elecciones de hoy, caiga Pedro Sánchez y su sustituto permita, a través de la abstención, investir a Rajoy presidente del gobierno. Son muchos los que esperan que esto ocurra, pero es poco probable. Basta con que el descalabro socialista en las elecciones autonómicas vascas y gallegas sea inferior al pronosticado en las encuestas para que a Sánchez le sirva como triunfo. Aunque el tortazo sea monumental, se perciba como fracaso y los adláteres de Sánchez lo reconozcan como derrota, este no se irá y si no se va es muy difícil que puedan echarle. Y, por último, nadie puede afirmar que, aún echando al actual secretario general del PSOE, su sustituto no mantenga el “no es no”.

Que Pedro Sánchez consiga levantar el gobierno Frankenstein. Esto es muy complicado, tiene que juntar a todos los partidos salvo el PP, Ciudadanos y puede que el PNV, además de se lo permitan sus compañeros socialistas, esto último es lo que menos descarto. Si lo consigue, este gobierno duraría hasta los presupuestos y si los supera –porque los negocia con el PP y Ciudadanos, que son con los únicos que podría hacerlos para que estos tuvieran un mínimo de lógica– lo más que llegaría sería al día de la convocatoria del referéndum por la secesión de Cataluña. Ese día, o se rompe España o se rompe el gobierno, lógicamente se romperá lo más débil, el gobierno Frankenstein.

Que el PNV necesite los votos del PSE para gobernar la autonomía vasca –bien digo el PSE– y a cambio se les pida a los nacionalistas vascos que apoyen a Rajoy. El gran problema que tiene el PSOE es que el PP no tiene los votos suficientes para sacar a delante la investidura de Rajoy con su voto en contra. El PSOE no puede votar otra cosa que no sea no a Rajoy, porque en eso se basa actualmente toda su ideología. Por otro lado, si sigue votando no, se mantiene el bloqueo y su posición como partido garante del sistema actual se va al garete. Es escoger entre susto o muerte, las dos son malas opciones. Al PSOE se le solucionaría el problema si el PNV votase a favor de Rajoy, o se abstuviese. Porque con los 137 del PP, más los 32 de Ciudadanos y los 5 del PNV, se quedarían solo a uno de la mayoría absoluta, en este punto poco costaría convencer al socialista renegado de Nueva Canaria y solucionado. Tendríamos gobierno del PP, con el PSOE liderando la oposición sin el lastre de haber permitido investir a Rajoy. Esta es la típica jugada de artistas de la política, por desgracia, los políticos que actualmente soportamos son poco artísticos. Yo apostaría por esta opción si tuviésemos cabezas en los partidos y no melones.

También estaría la operación ZP, que describe hoy Alejandro Vara en Vozpópuli. Que es una variante de la primera que he descrito, tampoco la veo.

Pero, sobre todo, creo que nos vamos a las terceras porque, tanto Rajoy, como Sánchez, consideran que mejorarán sus resultados. A pesar de que, aun yéndoles mejor en unas nuevas elecciones, al día siguiente estaríamos en la misma encrucijada, porque el supuesto aumento del número de sus diputados no daría para salir del bloqueo. Pero eso, a estos dos pájaros, poco les importa.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Arnaldo Otegi, un terrorista para la Lehendakaritza

Dentro del ejército americano, durante la segunda guerra mundial, iban los miembros de la Field Photographic Division que se encargaban de rodar los materiales audiovisuales de la contienda. Cuando se liberó el subcampo de Ohrdruf, creo, al descubrir los horrores que sus alambradas escondían, el operario de cámara no pudo seguir rodando. Al percatarse de ello, John Ford, que dirigía dicha división, le dijo: “Filma. Fílmalo todo. Que en el futuro no puedan decir que esto no ocurrió.”

No sé cuantas veces la etb ha emitido documentales sobre la barbarie etarra pero, sin duda, han sido insuficientes. También podemos afirmar que han sido insuficientes las veces que se ha tratado el tema de la violencia etarra en las televisiones nacionales, porque, de otra manera, no se entiende que haya aún gente que le parezca plausible que un terrorista pueda presentarse a unas elecciones.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, por Sentencia de 16 de septiembre de 2011, fallaron:

Que debemos condenar y condenamos a ARNALDO OTEGUI MONDRAGÓN y RAFAEL DÍEZ USABIAGA, como responsables en concepto de autores, sin la concurrencia de 143 circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, de un DELITO DE PERTENENCIA A ORGANIZACIÓN TERRORISTA, EN GRADO DE DIRIGENTES, a las penas de DIEZ AÑOS DE PRISIÓN, INHABILITACIÓN ESPECIAL PARA EL EJERCICIO DEL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO POR IGUAL TIEMPO E INHABILITACIÓN ESPECIAL PARA EMPLEO O CARGO PÚBLICO POR TIEMPO DE DIEZ AÑOS, además del abono por cada uno de una octava parte de las costas procesales devengadas, incluidas las de la acusación popular.

El Tribunal Supremo aceptó parcialmente el recurso por parte de los condenados y falló:

Mantenemos los pronunciamientos de la sentencia dictada por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, sección cuarta, dictada en la presente causa el 16/09/2011, a excepción de la cuantía de la pena privativa de libertad impuesta a los procesados, que será de seis años y seis meses, a cada uno de ellos, para ARNALDO OTEGUI MONDRAGÓN y RAFAEL DÍEZ USABIAGA, como autores de la modalidad básica del delito de pertenencia o integración en organización terrorista prevista en el actual artículo 571.2 C.P., excluyendo el grado de dirigentes, y seis años también a cada uno de los acusados ARKAITZ RODRÍGUEZ TORRES, SONIA JACINTO GARCÍA y MIREN ZABALETA TELLERÍA, con la inhabilitación especial acordada por la Audiencia por el tiempo de las respectivas condenas.

Y el Tribunal Constitucional decidió:

Desestimar el recurso de amparo interpuesto por don Arnaldo Otegi Mondragón, don Arkaitz Rodríguez Torres, doña Sonia Jacinto García y doña Miren Zabaleta Tellería.

No creo necesaria una especial formación jurídica para entender que el terrorista Arnaldo Otegi no puede presentarse a las elecciones vascas de este año. Así que los que consideran una ataque a la democracia que este terrorista no pueda presentarse a unas elecciones o son imbéciles, o son malvados, o son ambas cosas, allá ellos.

martes, 9 de agosto de 2016

Sin excusas para mantenerse en el “no”

Hace algo más de una hora, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos ha comparecido en el escritorio del Congreso de los Diputados para dar a conocer las seis condiciones –que en realidad son siete porque, además, ha pedido que se fije ya la fecha del debate de investidura– que ha de aceptar Mariano Rajoy, el candidato propuesto por el Rey para ser investido presidente, para que Ciudadanos pase de la abstención técnica al voto afirmativo a esa investidura.

Esas seis condiciones se pueden resumir como: limitación de mandatos, reforma de la ley electoral, imputados fuera de los cargos, el fin de los aforamientos, nada de indultos a corruptos y la creación de una comisión sobre el caso Bárcenas. Todas ellas perfectamente asumibles por el PP, es más, son condiciones que gustan a la mayoría de los votantes del PP y que, probablemente, mañana Rajoy aceptará.

Mañana se iniciará una negociación entre el PP y Ciudadanos que, sí acaba en acuerdo, llevará a que Rajoy se presente a la investidura con 169 votos favorables, a solo 8 escaños de la mayoría absoluta, insuficientes tanto para salir elegido en la primera vuelta, como en la segunda, salvo que el PSOE se abstenga.

¿Puede Pedro Sánchez, y sus acólitos, mantenerse en sus trece y votar “no” en las dos vueltas de la investidura y obligarnos a ir a unas terceras elecciones? Sí que puede, otra cosa es si se lo puede permitir. Puede alegar que en marzo el PP tampoco se abstuvo para que él fuese presidente de gobierno tras el acuerdo con Ciudadanos. El problema es que entonces Sánchez lideraba al segundo partido y que solo tenía 131 votos positivos. Ahora, en cambio, Rajoy lidera el primer partido salido de las urnas y tendría 169 votos positivos, es un escenario bastante distinto. Además, ahora nos veríamos abocados a ir a unas terceras elecciones, que es bastante más indignante que ir a unas segundas, que ya nos tocó, a los españoles, mucho las narices.

Si Sánchez fuese un poco listo, que no lo es y los que le acompañan tampoco, y estuviese dispuesto a terminar aquí su carrera política, que tampoco tiene porque ser así, pero hacerlo con algo de dignidad, negociaría su abstención para llevarse, al menos, las migajas de la tostada que hoy le ha comido Albert Rivera y dejar al PSOE en la mejor disposición posible para ser el partido fuerte de la oposición.

viernes, 15 de julio de 2016

Aniversario de la tortura y muerte de Miguel Ángel Blanco

“Matar a un hombre es algo muy duro, le quitas todo lo que tiene y todo lo que podría tener.” William Munny (interpretado por Clint Eastwood) en “Sin perdón”. Hace 19 años eta asesinó de dos tiros en la nuca a Miguel Ángel Blanco. Con ese execrable acto, no solo acabó con la vida del joven concejal del PP de Ermua, sino que acabó con el hombre que hoy sería y que tenía el derecho a ser.

Muchas veces se ha dicho que el sacrificio de Miguel Ángel Blanco –sacrificio no voluntario– no fue en vano.¿Podemos seguir afirmándolo? En aquellos días, y por su tortura y asesinato, nació el Espíritu de Ermua. La mayor expresión de decencia, respeto y autodefensa que se ha dado este viejo país a sí mismo en mucho tiempo. Pero hoy ese espíritu está muerto, como Miguel Ángel En cambio, su asesino, al que nadie le ha quitado nada que mereciese tener, está a punto de salir a la calle, a disfrutar de los hijos que ha tenido en estos 19 años. Hijo que Miguel Ángel Blanco nunca podrá tener.

Coda: Anoche un terrorista ha asesinado a 80 franceses en Niza. Solo espero que el equivalente europeo del Espíritu de Ermua nazca ya en este viejo continente y hoy sea el primer día del fin del terrorismo yihadista.