lunes, 2 de mayo de 2016

Los fracasados

El 20 de Diciembre de 2015, los españoles votamos y elegimos 350 diputados, como en las otras once ocasiones anteriores (incluyendo la constituyente). La primera obligación de esos parlamentarios era elegir a un presidente del gobierno, tras 111 días han sido incapaces de hacerlo y por lo tanto la legislatura ha terminado sin haber empezado. Eso sí, durante todos estos meses y hasta las nuevas elecciones, sus señorías cobrarán el sueldo integro. Han fracasado y el 26 de Junio de 2016 los españoles volveremos a votar.

Pero no todos los diputados tienen el mismo grado de culpa en este fracaso. El principal responsable de la falta de acuerdo para formar un gobierno es Mariano Rajoy Brey. En su afán por no ser el único presidente del gobierno que solo ha estado una legislatura en el cargo y su incapacidad de reconocer que no era parte de la solución, sino parte del problema, le ha impedido tomar la única medida que estaba en su mano para evitar la repetición de las elecciones, su retirada. Es tan obtuso que piensa que si el PP mejora sus resultados el 26-J, los demás no podrán oponerse a que repita como presidente del gobierno.

El otro gran responsable de este fracaso es Pedro Sánchez Pérez-Castejón, que no ha llegado a asumir que siendo el PSOE segunda fuerza política con solo 90 escaños, el peor resultado de su historia, el nunca podría ser presidente del gobierno. Fue positivo que se presentase a una investidura para evitar que Rajoy se eternizase como presidente en funciones, que le habría encantado, y para negociar con el PP desde una posición de fuerza. Pero cometió la estupidez de creer que esa investidura era de verdad y que con su inversión en Podemos podría llegar a ser el presidente más débil y comprometido de la historia. Es tan tonto que no sabe la suerte que ha tenido en fracasar en ese intento.

Los únicos que han intentando que la XI legislatura no fracasase han sido Ciudadanos. Han intentando que se llegase al único acuerdo posible y necesario para España: PP, PSOE y Ciudadanos. Primero consiguieron sumar al PSOE, centrándole y evitando que Sánchez se fuese al monte podemita. Si en ese momento Rajoy hubiese apagado el puro y se hubiese bajado del burro, hoy, tendríamos gobierno pero apostó por volver a las urnas. Que desde entonces y hasta el último día, Sánchez mendigase el apoyo de Podemos como fin y no como táctica para negociar con el PP, solo demuestra que no entiende nada y que él tampoco es parte de la solución.

En definitiva, que tenemos que volver a votar porque su egoísmo y sectarismo les impiden actuar con responsabilidad y porque no tienen un mínimo de patriotismo para alzarse por encima de sus miserables ambiciones. Lo que no saben es que ambos están políticamente muertos, Rajoy porque da igual el resultado electoral, nadie, salvo el PP, le votará para ser presidente. Y Sánchez, porque ha sido elegido por el PSOE para ser el pagano del próximo fracaso electoral.

Coda: Sí, me equivoqué, nunca pensé que nuestros representantes llegasen a ser tan irresponsables. Y eso que soy liberal.

domingo, 17 de abril de 2016

De medias verdades y de medias dedicaciones

En la anterior legislatura, el único concejal y portavoz de IU en el Ayuntamiento de Palencia, Juan Gascón, denunció, desde el inicio de la misma, que con media dedicación exclusiva le era muy difícil llevar a cabo su labor de oposición, solicitando, sin conseguirlo, que le otorgasen una dedicación completa. Desde este blog, critiqué en varias ocasiones, al citado concejal, por mostrar dicha pretensión. Ahora tengo que reconocer que me equivocaba al criticarle, que Gascón tenía razón y yo no. Un portavoz, para cumplir dignamente con sus funciones, necesita dedicarse en exclusiva a su labor política. Y cuanto más pequeño es el grupo político más necesario es, porque todos los grupos tienen las mismas obligaciones y entre más se reparte el trabajo mejor.

Es lo que actualmente nos pasa en el grupo de Ciudadanos en la Diputación de Palencia, que su portavoz y único diputado, Juan Cruz Vidal, compagina su labor política con su labor como profesor de primaria en el CRA del Cerrato. Al ser el único diputado provincial es el representante de C´s en todas las comisiones informativas, en todos los consejos provinciales, miembro de todos los jurados, etc. amén de formar parte de la Junta de Gobierno, de la Junta de Portavoces y el que se tiene que pegar con todos los demás diputados en los Plenos mensuales. Para realizar toda esta labor solo puede librar de ir al colegio los lunes y los jueves, que son los días donde el reglamento de organización de la Diputación tiene fijado para que se celebren las Juntas de Gobierno y los Plenos, que son las reuniones más importantes de la Diputación. El resto de las reuniones, comisiones, consejos provinciales, etc. si caen en lunes o jueves va, si no pues no puede ir.

Este hecho es de sobra conocido por la presidenta de la Diputación y por su equipo de gobierno, lo cual no es óbice para que, siempre que pueden, le echen en cara a Vidal que no acude a las comisiones informativas. El descaro de los eventuales dirigentes de la Diputación ha llegado a tal cota, que en el pasado Pleno –que no se realizó en su jueves correspondiente, sino en martes– la presidenta, Ángeles Armisén, utilizando su prerrogativa de soltar un speech, sin derecho a réplica, al final de cada punto del orden del día, lo aprovechó para afear al portavoz de C´s el que no acudiese a las comisiones y le dijo: “lo que usted y yo tenemos igual es el tiempo, usted sabrá como gestiona el suyo”. Lo cual es la peor de las mentiras, es una media verdad, porque para ambos el día tiene la misma duración, pero mientras desde que comienza el suyo, Armisén tiene una mesnada para ayudarla en su labor política, que es la única labor que hace, Vidal tiene que acudir tres de cada cinco días al colegio a dar clase.

Pero que nadie piense que hoy escribo esto para pedir nada o para llorar por lo mal que nos tratan. Es algo asumido y con estas reglas tenemos que jugar, es más, sigo considerando que a pesar de tener un solo diputado provincial, somos el único grupo que realmente hace oposición al PP en la Diputación. Y esto se nota especialmente en lo mal que nos tratan. Simplemente creo que hay cosas que se deben contar y como yo solo tengo este blog para hacerlo, aquí lo cuento.

Coda: la última foto no tiene nada que ver con la entrada pero me encanta la capacidad de sarcasmo de la gente, así que la he puesto.

domingo, 20 de marzo de 2016

Esperando a la última semana de Abril

Si hay algo que haga desengancharme de una serie de televisión es que la trama no avance. Cuando meten capítulos circulares, con subtramas de entretenimiento, entradas y salidas de personajes, pero sin que la historia vaya para adelante, me aburren soberanamente. Esto es lo que me está pasando últimamente con la política nacional y por eso apenas la sigo.

Ya lo dije hace un par de meses, la única solución posible es un acuerdo PP, PSOE y Ciudadanos, liderado por el PP y sin Rajoy. Ahora me atrevo a afirmar que la presidencia recaerá en Soryal Killer, aunque no me guste un pelo. Pero es que nada realmente relevante ha cambiado desde el 21 de Diciembre.

El único avance en la trama que ha habido desde las elecciones ha sido el acuerdo del PSOE con Ciudadanos. Con este acuerdo Ciudadanos ha conseguido amarrar a uno de los otros dos partidos necesarios para el acuerdo constitucional, precisamente el que tenía posibilidades de irse a otro sitio. El PP no puede ir a ningún lado. Por eso los ciudadanos, que otean el horizonte mejor que lo que muchos “expertos”, se lo valoran positivamente a Albert Rivera. Un Rivera que está actuando muy inteligentemente, quedándose en la sombra y dejando que sean otros miembros del partido los que asuman la cuota de pantalla de Ciudadanos.

El último capítulo de esta serie televisiva nos lo proyectarán la última semana de Abril y se iniciará con la comparecencia de Mariano Rajoy informándonos de que se retira, que su persona no será un obstáculo para la gobernabilidad de España y bla bla bla. El Rey propondrá a Soraya Sáenz de Santamaría para someterse a la investidura. En un par de días llegará a un acuerdo con el PSOE y con Ciudadanos, la fórmula es irrelevante, y será elegida presidenta unos segundos antes de la finalización del plazo.

Lo malo de todo esto es que hasta entonces hay que seguir emitiendo todos los días este culebrón venezolano, nunca mejor dicho. Las movidas internas de los podemitas, las visitas a extraños lugares y con extraños personajes de Pedro Sánchez, etc. no dejan de ser subtramas para rellenar el porrón de horas diarias que tiene este “Politiquear en tiempos muertos”.

Lo único que no tengo catalogado es el papel de Pedro Sánchez. No sé si es protagonista o secundario de categoría que al final de la temporada ha de ser devorado por los zombis para que la historia de un salto importante. En principio su muerte política no es necesaria para que el pacto constitucional salga adelante. Es más, creo que sería bueno que sobreviviese para que el PSOE no se convulsione más de lo que lo va a hacer con este acuerdo. Pero si al final resulta un estorbo, que nadie tenga duda de que será sacrificado. Básicamente depende de él y tonto sería si se obceca en suicidarse, la vida es muy larga, él es muy joven y solo lleva un par de días en política.

domingo, 21 de febrero de 2016

La calle de Hernández

He dudado mucho el escribir esta entrada, es más, si he tardado tantos días en hacerlo es porque no tengo nada claro si debería hacerlo. Pero en fin, allá va y que sea lo que dios quiera.

Hace unos meses escribí una entrada proponiendo al ayuntamiento de Palencia que le diese la calle situada tras el palacio provincial al recientemente fallecido presidente de la diputación, José María Hernández. Solo el Diario Palentino, a través de su redactor de local, Carlos H. Sanz, se hizo eco de la propuesta.

Un par de semanas después, un familiar cercano del citado Chema Hernández se puso en contacto conmigo para indicarme, entre otras cosas, que tras leer los comentarios insidiosos contra el fallecido la propuesta de darle una calle a su pariente le parecía desafortunada. Después de pedirle disculpas a él y su familia, dejé en suspenso las otras dos fases del proyecto, la recogida de firmas y presentación de la propuesta en el registro del ayuntamiento, y me olvidé del tema.

Hace un mes, me encontré con Carmen Fernández, precisamente en la calle que actualmente se llama José María Hernández, y me contó que en la comisión de cultura del ayuntamiento de Palencia acaban de aprobar darle el nombre de esa calle a su antiguo compañero de la diputación y del ayuntamiento capitalino. No tuve la reacción que ella esperaba y así me lo manifestó pero es que en ese momento me estaba acordando de aquella misiva del familiar. Por eso no me he sentido muy identificado con el homenaje y aunque había decidido no acudir al descubrimiento de la placa, al final sí asistí.

Como anécdota contaros que en el facebook de la asociación de Víctimas y Afectados de Gaspar Arroyo su presidente, José Luís Ainsúa, mostraba su enfado con Diario Palentino porque consideraba que le estaba hurtando la iniciativa de la calle dándosela a este blog, al que considera “muy ligado a un pensamiento político cercano al PP” [sic].

No quiero cerrar esta entrada sin dejar de criticar al alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, cuando en su discurso en la entrega de la placa a la viuda del homenajeado dijo que José María Hernández fue la demostración de lo equivocados que estamos aquellos que queremos acabar con las diputaciones. No solo considero que utilizar la memoria de un fallecido para hacer política es de lo más “ruiz” sino que además, José María Hernández no era precisamente el mayor defensor de la institución provincial. Además que esto lo diga un diputado provincial que lo único que ha aportado a la diputación ha sido su número de cuenta para cobrar la soldada mensual, demuestra para que quieren algunos que siga existiendo la administración provincial.