jueves, 7 de febrero de 2008

Where is PSOE?

El pasado día 23 de enero fueron presentados, por Diego López Garrido – el traidor de Izquierda Unida–, los candidatos del PSOE por la provincia de Palencia y amén de alguna que otra "salida de pata de banco" del cabeza de lista al Congreso, Julio Villarrubia, no hemos sabido nada de los socialistas palentinos en lo que llevamos de precampaña. No sabemos nada del alcalde de Palencia, y mira que le gusta lucir palmito, que no hay sarao que se pierda. No hemos visto a la cabeza de lista al Senado, Miriam Andrés, que como quiera hacer tarjetas donde recen todos los cargos que tiene, tendrá que utilizar DIN-A3. Y al resto de los candidatos, como no aspiran a "pillar cacho", ni están, ni se les espera.

La verdad, sea dicha, que me importa poco que los socialistas den la batalla de Palencia por perdida, es más, cuando el Diablo se retira más fácil es que el Bien triunfe.

En el PP estamos viendo que Ignacio Cosidó, ora visita un par de pueblos de la provincia, ora nos enseña un par de promesas incumplidas del PSOE, ora presenta su página web, lo cual no está mal; pero echamos en falta más implicación del resto de los candidatos, sobretodo de los futuribles senadores, ya que, además, de pelear por el voto para su partido, tienen que buscar el voto para ellos mismos. También tendrán que salir a hacer campaña los distintos cargos institucionales porque, aunque difícil, hay que intentar ganar los tres diputados y si no se consigue, al menos sumar al computo nacional los máximos votos posibles.

Sé, al igual que el resto del mundo, que gracias a la Dictadura del Secretariado -tal y como define Javier Nart la organización de los partidos en España- todo aquel que aspire a un cargo político donde tiene que luchar es en el faldón del "mandamás" de turno. Y las elecciones no son más que un mero trámite para dar apariencia de democracia a este postfranquismo. Estrictamente no es así, pero se parece a la realidad más de lo que me gustaría.

Los "gurus" de los grandes partidos, encuesta en mano, no se han dado cuenta que en esta campaña, y en las próximas aún más –si España aún existe como estado de derecho– hay gente que, incluso dentro de su alta ideologización, está harta de la "dedocracia" y que teniendo la oportunidad, al menos, en el Senado de votar a otras opciones que no les repulsen, pueden llegar a hacerlo. En Palencia se podría dar la circunstancia que saliese senador el candidato de UPyD consiguiendo votos de los socialistas desencantados y de los votantes del PP, que considerando que el Senado no es tan importante, aprovechen a darle ese tercer voto que no se lo quieren dar a alguno de los suyos. Y si ese senador lo pierde el PSOE mejor que mejor.

14 comentarios:

  1. noalaguerra7/2/08 18:19

    Al ansias del neocon aznarista (Cosidó) no le va ha ayudar nadie del PP de Palencia porque a ese cunero no le aguantan. Se quiere quedar con el partido.

    ResponderEliminar
  2. Que razón tienes Jorge cuando dices que las elecciones no son más que un mero trámite para dar apariencia de democracia a este postfranquismo. Y es que la gente empieza a estar un poco asqueada de lo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que como sabes, reniego del sistema, así que no voto ni a uno ni a otro; ni en las locales, ni en las regionales, ni en las generales. Aún así, echar tu voto no sirve de nada, ya que existen dos partidos nacionales que impiden que salgan terceros candidatos, y si no, te toca votar a los comunistas o los separatistas (que vienen a defender lo mismo, al fin y al cabo). Un sistema que cada vez se parece más al añejo método del "gran elector" de la etapa decimonónica. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. La partitocracia está montada así con la complicidad de todos, en una monumental engañifa que tiene su coartada en las elecciones,en que lanarmente,los ciudadanos votan cada cuatro años.
    Creo y me temo que la abstención será enorme en estos comicios.

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, Caballero ZP da en el clavo. Llega un momento en que la postura natural de todos los españoles debería ser la de Andrés, pero claro, viendo a este gobierno está muy claro lo que hay que hacer: votar al PP.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. El sistema nacido tras la Transición, renquea y huele.

    El peligro es que las opciones que están presentando son mucho peores. En vez de apostar por la regeneración del sistema, quieren tumbarlo definitivamente.

    ResponderEliminar
  7. Vale el sistema no es bueno, entonces ¿que hacemos? ¿no votamos? permitir otros 4 años de ZP seria un desastre.
    Cuando tengamos un gobierno decente pedirle cambiar el sistema creo que es lo mas acertado.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo9/2/08 13:34

    que ridiculo mas espantoso la pagina de los socialistas, al dia siguiente de su inaguracion ya no funciona, claro que vamos a esperar, despues de 4 años de espantoso gobierno socialista, que se vayan ya

    ResponderEliminar
  9. Tienes un premio en mi blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Creo que Atril sin Z tiene razón hay que acabar con el zapaterismo (que no es solo que pierda las elecciones, sino que desaparezca del PSOE) y después reformar el sistema para hacerlo más democrático.
    Es por ello que hay que votar a Rajoy en estas elecciones y después ya se verá, si las gana. En el caso de la que las pierdas, se pondrán las cosas difíciles, auque habrá que seguir defendiendo nuestras posturas.

    ResponderEliminar
  11. Hemos llegado a una situación tal en que los ciudadanos se siente tan asqueados de la política, que por fin empiezan a darse cuenta de la farsa democrática que han estado viviendo.

    ResponderEliminar
  12. Creo que tiene razón Atril sin Z, que el sistema necesita una reforma está más que claro...pero por Dios que esa reforma no la haga el PSOE¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Has recibido un premio, pasa a recojerlo: http://patrilorente.blogspot.com/2008/02/mas-premios-gracias-todos.html

    ResponderEliminar
  14. mollerussa10/2/08 21:51

    P
    A
    ZAPATERO^^


    Defensa de la alegría

    Defender la alegría como una trinchera
    defenderla del escándalo y la rutina
    de la miseria y los miserables
    de las ausencias transitorias
    y las definitivas

    defender la alegría como un principio
    defenderla del pasmo y las pesadillas
    de los neutrales y de los neutrones
    de las dulces infamias
    y los graves diagnósticos

    defender la alegría como una bandera
    defenderla del rayo y la melancolía
    de los ingenuos y de los canallas
    de la retórica y los paros cardiacos
    de las endemias y las academias

    defender la alegría como un destino
    defenderla del fuego y de los bomberos
    de los suicidas y los homicidas
    de las vacaciones y del agobio
    de la obligación de estar alegres

    defender la alegría como una certeza
    defenderla del óxido y la roña
    de la famosa pátina del tiempo
    del relente y del oportunismo
    de los proxenetas de la risa

    defender la alegría como un derecho
    defenderla de dios y del invierno
    de las mayúsculas y de la muerte
    de los apellidos y las lástimas
    del azar
    y también de la alegría.

    Mario Benedetti

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.