domingo, 17 de agosto de 2008

Sin insultar, por favor

Cuando inicié este blog, uno de los principios que decidí aplicarme fue el de no censurar nunca ningún comentario. Permitiría expresar las posturas más peregrinas con los argumentos más endebles, permitiría las expresiones más absurdas y los desvaríos más escandalosos. Incluso los que se opusiesen a mis planteamientos serían especialmente mimados.

En los últimos días, y en especial en la última entrada, se ha dado una concatenación de comentarios insultantes que solo buscaban el enfrentamiento y sin aportar ningún argumento.

No voy a consentir que mi blog se convierta en la parada de trolls de todo pelaje que solo buscan descalificar el sitio. Si alguien quiere insultar por insultar que se busque otro sitio.

Así que, y desde ahora:
Revoco el principio de no censurar. Cuando considere que los comentarios aportados no buscan la sana confrontación de posturas sino que buscan la bronca los censuraré sin previo aviso.

Espero no tener que hacerlo muy a menudo.

17 comentarios:

  1. Pues si lo dices en serio, vamos a tener que echar de menos a Dodgson...

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente, el comentario de las 12:26 quiere provocar. De todas maneras, como ejemplo de uso progre de la sintaxis es bueno. Y es que tantos años teniendo de modelo los comunicados del Soviet Supremo marcan mucho.

    ResponderEliminar
  3. Cierto. Y el oro de Moscú, no te olvides...

    ResponderEliminar
  4. Vista la sentencia en la querella de la SGAE contra un blog por los comentarios que en el habían, a veces me da que hay comentarios que buscan sólo dejar el garbancito (o giñadita) por si un día es necesario/a.

    Dicho de otro modo, que los insultos y/o groserías no tienen porque responder única ni necesariamente a un estado de ánimo perturbado o a una carencia afectiva o de modos.

    Es una opinión. O un temor, claro.

    ResponderEliminar
  5. Y lo peor es la infiltración de "fakes" en RL, con el único fin de desprestigiar el pensamiento liberal. Todo perfectamente planeado y coordinado desde el blog de Ignacio Escolar.

    ResponderEliminar
  6. "Anónimo dijo...

    Cierto. Y el oro de Moscú, no te olvides..."

    Ahora toca ironía con el oro de Moscú, ¡como en los viejos tiempos! Es que están marcados a fuego, los progres... digo... los pobres.

    ResponderEliminar
  7. Pero Manel, ¿no te cansas?.
    Dejanos a los demás vivir en paz. Ya sabemos que eres el más listo entre los listos y los demás demesiado bobos para no ver lo que ves, así que no insistas. Vive y deja vivir.


    Una pregunta, Jorge Castrillejo: ¿la nueva política incluye que el autor, o sea tú, no mienta sobre mi presencia en esta su casa? La verdad, empiezo a pensar que tienes pesadillas conmigo.

    Te lo repetiré: yo solo vengo aquí cuando me citan, no motu proprio. En este caso, por estar fuera, he tardado varios días en reparar en la mención. Y nunca escribo nada como "anónimo".

    ResponderEliminar
  8. Manel:
    Aupa Manel! dijo...
    Excelente el artículo de Manel Gozalbo:

    http://www.hispalibertas.es/opi/gozalbo/2008/8/6-manel.html#

    Si no eres tú es un mandado por tí. Y no me toques más las narices.

    ResponderEliminar
  9. José Luis18/8/08 13:11

    En todo caso, el artículo del Sr. Gozalbo es realmente espléndido.

    Saludos liberales

    ResponderEliminar
  10. Pues Jorge, siento tocarte otra vez las narices, pero ni fui yo ni es un mandado mío.

    Por otra parte, gracias por responder a mi pregunta con tu ejemplo.

    Corto y cierro.

    ResponderEliminar
  11. José Luis18/8/08 16:15

    Felicidades por su gran artículo, don Manel!

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Manel:
    "Por otra parte, gracias por responder a mi pregunta con tu ejemplo", No lo entiendo.

    por otro lado, te voy a tener que cobrar por la publicidad.

    ResponderEliminar
  13. Jorge, sé lo que es todo esto.

    Yo he pasado por esto, y la verdad, no es nada agradable.

    Esta gente lo que busca, y lo sé por experiencia, hacer daño a gente opuesta a su ideología.

    Buscan hacerte la vida imposible y te siguen (por la red) allá por donde vayas.

    En estos casos, lo mejor es no prestarles demasiada atención.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  14. "Jorge, sé lo que es todo esto.

    Yo he pasado por esto, y la verdad, no es nada agradable."

    Cierto, Álvaro.

    Pero lo importante es que se logra superar. Es muy duro, pero se acaba superando.

    Ánimo. Y saludos liberales

    ResponderEliminar
  15. Anónimo, muchas gracias por su comprensión y ánimos.

    Espero que podamos superar ese bache en mi blog que nos acecha desde el inicio del blog.

    Un Saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  16. A mi no me complacen, pero sí me divierten,... de momento. Claro que como uso haloscan para los comentarios, no entran mucho.

    ResponderEliminar
  17. Sólo felicitarte por la decisión. Quizá no sea la más liberal, pero sí la más necesaria. A veces no queda otra, y éste era uno de esos casos. Indudablemente haces bien.

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.