martes, 28 de octubre de 2008

La deriva lógica de Coalición Canaria

Este fin de semana se ha celebrado el congreso de Coalición Canaria, donde se ha aprobado una ponencia que establece que Canarias es una nación y aboga por transformar a España en una Confederación de Estados.

He de reconocer que, a diferencia de otros, a mí no me ha sorprendido. Un detalle; cuando viví en Santa Cruz de Tenerife fui testigo del nacimiento del canal autonómico, donde emitían unos dibujos animados donde un ratón enseñaba a los niños la historia de las “islas afortunadas”. Un día luchaba junto a los fornidos menceyes –en realidad africanos pequeños y de tez morena– en contra de los castellanos opresores y en otro espiaba las juergas que celebraba Franco con sus secuaces en las cuales, ebrios de sangre y vino, preparaban la guerra civil. En dicho canal no había sitio para nada que viniese más allá del litoral y no se podía ver a nadie sin acento.

La base social de Coalición Canaria está compuesta por el nacionalismo radical, tercermundista y colonialista, que considera al archipiélago como una colonia española a la que le falta una ETA para conseguir ser respetada por la metrópoli esquilmadora. La dirección está en manos de los constructores. Unos constructores que quieren el poder para esquivar las trabas que la ley, la lógica y el terreno impiden construir en unas islas con mucho sol pero con poco agua.

Esta UTE ha funcionado mientras los primeros necesitaban a los segundos para financiarse, mientras el “ladrillo” salvaje –poco terreno y mucha necesidad de hoteles y apartamentos– ha dado sus frutos. Pero tenía que llegar el momento donde los “paletos” no necesitasen a los “paletas” y diesen el salto hacia la “canaridad”. Y eso es lo que está ocurriendo. Como ya no pueden financiarse con las construcciones quieren hacerlo con el presupuesto. Esta es la senda marcada por el Título VIII de la constitución; y, o lo paramos, o será el fin de España. Aunuque a muchos no les guste oírlo.

13 comentarios:

  1. Si te dicen que cai28/10/08 14:17

    Me parece que tu experiencia por esas islas afortunadas, no fue muy gratificante. Pobrecillos, tienen un clima que aplatana, una geografía que desarma y tu quieres que los politicos sean de verdad y miren por los intereses de sus paisanos; las utopias no existen. Respecto a los Menceis o como se llamen, yo vi sus estatuas en Candelaria y eran hombretones fuertes y altos (como ha degenerado la especie desde entonces. Me ha encantado el articulo porque me ha hecho sonreir, cosa que aunque no creo que pretendieses, segun andan las cosas últimamente no está del todo mal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yo también he visto las estatuas, he oído las historias y he estado en La victoria y en La matanza –adivina que batalla ganó cada uno–, pero los estudios arqueológicos y antropológicos, que se intentaban callar –igual hoy ya lo han conseguido– demostraban que eran africanos, al igual que los que vivían a pocos kilómetros en el continente. Eran los mismos, pequeños y oscuros, como los marroquíes.

    ResponderEliminar
  3. Alguien deberia mostrarles un mapa y explicar que si de verdad quieren insistir en seguir por la via soberanista ya pueden ir pidiendo la solicitud de entrada en la Organizacion de Estados Africanos. Argelia tras su independencia de Francia ya intento ver si, con todo, podia seguir en la CEE y estos les dijeron que adios muy buenas.

    Como dice un refran sajon ...'ojo con lo que pides que igual lo consigues'.

    ResponderEliminar
  4. Coincido. Lo que me ha valido muchos palos.

    http://elrepublicanodigital.blogspot.com/search/label/Canarias

    ResponderEliminar
  5. Coalición Canaria sigue el mismo camino que sus hermanos, CiU o PNV, que supuestamente se presentan como nacionalismo "moderado" y no son más que traidores liberticidas que han ido poco a poco dinamitando el consenso de la Carta Magna, debilitando la fortaleza del Estado y cargándose un malinterpretrado Estado de las Autonomías donde han hecho primar los intereses colectivos de algo tan ambiguo e inanimado como los territorios, trufados de uns dizque derechos históricos reiventados por delirios ideológicos con el único fin de chantajear a los gobiernos mermando la capacidad de la soberanía popular y dejando todo en oportunismo de pactos y cesiones que han venido a conformar la confederación de taifas que padecemos actualmente. Lo malo de creer en la lealtad de un nacionalismo que es excluyente por naturaleza y definición, es que luego vemos lo que ocurre como en Navarra con UPN que pasa de defender su integridad a ser mero intermediario de pretensiones liberticidad y ansia de poder. Por ello, un partido nacional, constitucionalista y con vocación de servicio al ciudadano y defensor de sus libertades individuales debería ser un acérrimo antinazionalista, que en ningún momento supone desprecio a la tierra, sino velar por los intereses de las personas ante todo, de los ciudadanos libres y no mediante prebendas y otras triuiñuelas que sólo sirven para apuntalar y dar alas a proyectos secesionistas que recortan derechos, amenzan libertades y suponen un retroceso más en este proceso involucionista que denuncian pocas personas, mientras la gente se dedica a idolatrar a truculentos jueces que pretenden juzgar la historia condenando a los muertos mientras los criminales se hacen con las calles, e incluso algunos ocupan escaños como pudimos comprobar en las provincias vascongadas. Por eso, es un grave errr seguir el juego nazionalista, intentar emularlos o ceder ante lo que son despropósitos mayúsculos, hay que tener las ideas claras y convencer a la ciudadanía porque sólo apelando a la sociedad civil se podrá recobrar el sentido común para hacer frente a la clase política mediocre y ombliguista que ha denigrado España asesinando las libertades de los ciudadanos que la integran con los más disparatados dislates y la complicidad de aquellos que han hecho de comparse. Así nos va...

    ResponderEliminar
  6. Muy buen artículo!!! Lo comparto totalmente, coincido contigo completamente.

    ResponderEliminar
  7. Lo que queda entre los pirineos y gibraltar poco a poco se va convirtiendo en la confederación de colonias (económicas) francesas del sur de europa.

    Como en tantas otras colonias (económicas) el poder político lo ejercerán reyezuelos locales sangrando a sus súbditos y viviendo, valga la redundancia, como pachás.

    Canarias, evidentemente, no queda entre los pirineos y gibraltar y no serán colonia sino provincia. No de francia, sino de otro estado más próximo.

    Y no les arriendo la ganancia (a los canarios), pero me hartaré de reir.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo 15.09:
    Te recomiendo leer el post al que hace referencia Mike.

    Mike:
    Deberían leerlo todos aquellos que en la península creen que C.C. es como el PP.

    Anónimo 17.32:
    Así nos va.

    Anónimo 17.33:
    Gracias.

    Anónimo 18.13:
    De acuerdo contigo pero creo que me reiré más bien poco.

    ResponderEliminar
  9. De mal en peor. Y Rajoy buscando deseperadamente a Carmen -a la sazón su jefa de prensa- para huir de las explicaciones con la ruptura después de amenazar con volver a amenazar al oportunista de Sanz al que algunos dieron alas y ello debería llevar a la reflexión.

    ¿Cuándo aprenderá que es totalmente disparatada la idea de crear sucursales de partido adaptándose a la confederación de taifas como una especie de nueva reedición de confederación de derechas autónomas, pero con un nacionalismo exacerbado, más desleal y siniestro, tremendamente anticonstitucional, excluyente y sectario que g enera desigualdades, se saca de la manga derechos territoriales, históricos y demás mandanga mientras se multa a quien rotula en su lengua materna cuando ésta es la oficial del Estado o se impide escolarizar a los menores en dicha lengua en esas nacioncistas recreadas del delirio y la farsa construida en torno a intereses deplorables haciendo de lo que llaman particularidades motivos para exigir el desmebramiento del Estado, la balcanización nacional, y con ello, la amenaza de las libertades individuales cuyo espacio vital no puede ser otro que la vilipendiada nación española. Y hay muchos ciudadanos anónimos que apoyan, defienden y secundan el patriotismo constitucional de un partido nacional cuando éste no tiene complejos. Lo demostraron diez millones dando su confianza al PP en las pasadas elecciones (cuántos se arrepentirán es otra historia...), e incluso UPyD consiguió representación, exigua sí, pero más por la ley electoral imperante, mas bastante es que llegara al parlamento defiendo algo tan básico que debiera ser exigible para todo partido con vocación de gobierno nacional, y eso que en ese momento competía con un PP de ideas claras, pese a los complejos esporádicos que de cuando en cuando le asaltaban por esa superioridad falsa e inexistente que a veces otorgan a la progresía izquierdista los asesores áulicos del seudolibberalismo simpático, imitadoores de una progresía seudomoderada y tan nociva como efectiva y exitosa como demuestran sus victorias de la propaganda y el daño y perjuicio que han ocasionado en compañía del nacionalismo. Y el PP se equivocaría si aspira a ocupar el espacio de CiU, o el PNV en esas autonomías, pues el ideario genuinamente liberal y español no lo representan ni lo representarán nunca esos nacionalismos cada más extremos en su competición por el mayor debilitamiento del Estado. En Cataluña las ideas del PP son las que siempre ha abanderado Vidal Quadras, o Sirera en sus buenos tiempos cuando incluso impulsó un Instituto vinculado a la FAES, o en el País Vasco gente como Jaime Mayor, María San Gil o Santi Abascal, que nada tienen que ver ni con el oportunismo ante notario de Mas, ni con la inmersión lingüística de la dictablanda pujolista, ni con los delirios patológicos y cuasi-nazis de Arzalluz y sus sucesores, Ibarreches, Urkullus y compañía. Y el PP ha de aprender de casos como el de UPN en Navarra, que ha pasado de defender la integridad de Navarra en la legislatira pasada a ambicionar el poder y poner sus intereses, ya no por encima de los del partido, sino de los ciudadanos, de los españoles, e incluso de los navarrios cediendo al chantaje presupuestario de un socialismo deseoso de la pérdida de poder territorial del PP o sus "marcas", y eso pasa por tener marcas de tan mala calidad con acuerdos tan poco claros. Y no es que me moleste especialmente la libre elección de un diputado o que haya un díscolo que no cumpla estrictamente la jerarquía de partido, lo sangrante es lo que supone esa decisión en la votación para beneficiar al PSOE en contra de los intereses de todos, e incluso sancionar, expedientar o expulsar a aquel que sí es leal ya no sólo al PP, partido al que se considera ligado, sino al ideario que defiende y que está por encima de la poltrona de Sanz. Y es una pena que todo aquello que se fue consiguiendo con Aznar se esté diluyendo por la debilidad de un liderazgo cuestionando que no sabe cómo huir de la prensa porque no tiene motivos para explicar e incluso no se atreven a decir quién rompió el pacto e incluso dilatando el momento pese a las humillaciones que suponías las actuaciones de la otra parte. Y es que un partido que tenga como bandera España y la libertad no puede someterse a un nacionalismo, o un regionalismo provinciano, aldeano, con ansias de poder que no tiene la altura de miras de un patriota liberal. Pero parece que algunos no aprenden.

    No hay manera.

    ResponderEliminar
  10. Sintiéndolo mucho, no es algo que me sorprenda; sí, es un despropósito, pero no es nuevo, y sigue la estela marcada por un nacionalismo que en nuestro país es el rey del mambo, y la culpa no es sólo de ellos, sino de los cómplices rendidos a su pies y prestos a complacerles en cuanto sea menester para sus siniestras pretensiones. Dicen que ZP recoge lo que siembra, y sus alianzas con el populismo neomarxista y chabacano unido a su antiamericanismo y su penosa política exterior lo han hecho merecedor de ser el ausente más famoso de la cumbre del próximo 15 de noviembre, pues creo que toda la clase política -salvo excepciones puntuales- también está recogiendo lo que ha sembrado, bien por su pasividad o inacción ante el nacionalismo en el mejor de los casos, o por contribuir decidamente a su asentamiento y poderíos en el peor. Así que esto cada vez, para desgracia nuestra, es la consecuencia lógica de no saber o no querer hacer frente a las pretensiones liberticidas de nazionalismo que con sus particularidades no entiende de zonas, y el archipiélago canario no iba a s er una excepción. Máxime si cuantan con Soria -¡Arriba España!- que tanto quería distanciarse de lo que él consideraba rancio, caduco y anticuado, que era la defensa de las libertades individuales en el espacio vital de una España unida tal y como hacía San Gil, así que ahora no vale llevarse las manos a la cabeza, pero no parece que ahora estén especialmente combativos e incluso minimizan los continuos dislates hasta del nacionalista más radical, extremista y antiespañol. Para atrás como el cangrejo. Ya se sabe: Spain is different. Y al parecer siempre lo será.

    ResponderEliminar
  11. Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

    Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshisto@gmail.com.
    Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo. Te necesitamos.

    ResponderEliminar
  12. udcc, te repites un poco, ¿no?

    ResponderEliminar
  13. Mezclar verdades con medio verdades, mentiras y comentarios claramente racistas es DEMAGOGIA.

    Punto 1. Coalición Canaria NO es soberanista, independentista ni nada que se le parezca.

    Punto 2. La base social de Coalición Canaria es la misma que la del PP: Derecha Tradicional. De hecho, donde gana CC, el PP no se come un rosco y dónde gana el PP, pasa lo contrario. Y precisamente por esa coincidencia ideológica gobiernan juntitos en todos lados.

    Punto 3. Los comentarios racistas no son liberales. Es fascismo.

    Punto 4. Los Españoles son tan africanos como nosotros (no en vano los norteafricanos les dieron por culo unos cuantos siglos)

    Vamos hombre.

    Por cierto, dudo mucho que Palencia sea homologable a esas bonitas ciudades europeas.

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.