domingo, 19 de octubre de 2008

La dictablanda progre por Jesús Cacho

Deslumbrante paradoja a la española: un presidente que a duras penas puede hacer aprobar los PGE por la minoría parlamentaria de que dispone, parece gozar de un poder sin parangón –superior incluso al de Franco desde el punto de vista económico-financiero–. Controla el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, que ha dejado de existir como poder independiente. Con los sindicatos por guardia de corps, se encama con la banca, mientras los dueños de los media –que esperan como agua de mayo su propio Plan de Rescate a lo Paulson– comen en su mano.

Lea completo el genial artículo de Jesús Cacho en elconfidencial.com.

13 comentarios:

  1. Cacho, otro palentino genial.

    ResponderEliminar
  2. Cacho, genial como siempre.

    ResponderEliminar
  3. ¿Alguién sabe si sigue colaborando con la mañana de FJL?.

    ResponderEliminar
  4. Si sigue colaborando con FJL. Durante las últimas semanas viene participando en la sección "¿Cómo sobrevivir a la crisis?" de los viernes.

    ResponderEliminar
  5. Gracias. Como no le oía en la tertulia de 8.30 a 10.00 horas.

    ResponderEliminar
  6. ¿Éste no salió escaldado de EL MUNDO de Pedro J.? Con FJL debe de llevarse bien, de hecho, lo llevó a La Hora de Federico en LDtv e incluso creo que la foto elegida puede ser de ese momento. Sin embargo, creo que se ha desmarcado de su línea. Aunque no llegue a los límites de los hermanos Rojo, uno de ellos a la sazón ex de Ana Rosa, y tampoco al odio visceral de otros como Germán Yankee o Pablo Sebastián, éste en otro tiempo integrante del mal llamado (por sus detractores) Sindicato del Crimen (AEPI) en contra del felipismo, donde también habría otros personajes como Gala cuyas troneras cada vez resultan más insoportables, soporíferas y retro-progres como muy bien apuntó no ha mucho el genial, y siempre original, José Aguilar Jurado (fray josepho) en una de sus magistrales composiciones poéticas con que deleita a los lectores de LD todos los lunes.

    Dicho esto, mucho hay de cierto en el artículo de Cacho, pero éste es el panorama y no parece que vaya a cambiar. Para nuestra desgracia. Así va España. Así de mal.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  7. No me había fijado, aparece en el pie de foto, luego sí es de la entrevista a la que yo me refería en LDTV. Otra cosa será su relación con el director de EL MUNDO; de hecho, también hemos tenido oportunidad de existir a otro enfrentamiento entre periodistas de medios supuestamente próximo e incluso amigos, es el caso del periodista de investigación y prestigio (pedrojotista) Melchor Miralles y Abellán, locutor deportivo de la cadena COPE a raíz de las actuaciones de Ramón Calderón y su junta directiva en el Real Madrid. Pero en fin...

    ResponderEliminar
  8. de asistir* quise pone. perdón.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡MUY BUEN ARTÍCULO!!!

    ResponderEliminar
  10. Pues eso:

    http://www.desdeelexilio.com/2008/02/28/camino-de-la-dictadura/#comment-92625

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. De aqui al nuevo NODO hay poco. Al tiempo..

    ResponderEliminar
  12. ya te digo...

    ResponderEliminar
  13. Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

    Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshisto@gmail.com.
    Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.