sábado, 12 de enero de 2008

La fascista ERC y su palmera Carmen Calvo

Ayer fuimos testigos de uno de los mayores despropósitos vistos en el Congreso de los Diputados en los últimos 30 años. El portavoz de la formación secesionista ERC, Joan Tardá, acusó al presidente de honor del PP, Manuel Fraga, de estar “manchado de sangre” por ser ministro durante la dictadura franquista. La imputación criminal fue rebatida por el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, quien le contestó que gracias a personas como Fraga, ERC puede hoy expresar sus ideas “totalitarias y fascistas”.

El despropósito se convirtió en esperpento cuando la presidenta de la Comisión Permanente en ese momento, Carmen Calvo, trató por igual las palabras del amigo de los etarras y conmilitón de los terroristas de Terra Lliure, y las de Zaplana, eliminando ambas del acta de la sesión. La ignorante ex-ministra de cultura, cuyas “perlas dialécticas” serán recordadas como la mayor aportación zapaterina a la cultura española, terminó encarándose con el portavoz del PP en vez de hacerlo con el calumniador.

Lo vivido en el Congreso es un aviso a navegantes, a esos navegantes a dos aguas que solo les preocupa no mojarse. No nos engañemos, no fue una salida de pata de banco del plantígrado Tardá, es el inicio de una campaña de agip-prop al igual que del 11 al 13 de marzo de 2004.

El PP intentará hacer una campaña electoral de denuncia de los errores del gobierno saliente y de las alternativas que ellos proponen. Lógica estrategia en periodos democráticos normales y en países sin peligro de “balcanización”. Pero desde que reina Juan Carlos I, nunca habíamos tenido las libertades civiles tan amenazadas como en esta legislatura, y el riesgo de secesión de varios territorios nacionales nunca había sido tan alto.

En cambio, el Bloque Gubernamental hará la campaña de franquistas y antifranquistas, atribuyéndose ellos, falseando la historia, el segundo término y adjudicando el primero al PP, si este, no hace nada para impedirlo. Además habrá que sumarle la campaña anticlerical, siempre que sea positiva en las encuestas. Tendremos una campaña de Doberman II (revisada y ampliada) incluyendo el número cómico de Felipe González como payaso invitado.

Es por esto por lo que Mariano Rajoy debería hacer una campaña electoral de “líder de la Nación Española”, comunicando, sin complejos, a los ciudadanos los peligros que entrañaría otra legislatura con Simplemente Z al frente del gobierno. Presentándose ente los españoles, no solo como candidato del PP a la presidencia del gobierno, sino también como líder de un proyecto reformista que salve a la Nación Española del caos que se nos avecina. Dejando meridianamente claro que para llevar a fin este proyecto es capaz de sacrificar su futuro político y al PP como partido. La democracia española no puede mantenerse exclusivamente en los partidos políticos, como ocurre en la actualidad y así nos va.

9 comentarios:

  1. Lo del catalanufo no tiene nombre, pero lo de la Calvo ya es de juzgado de guardia.

    Si lo que quieren es "enciscar", a poco que se les conteste, lo pueden tener fatal.

    Ayer oía en TV a un comentarista que se preguntaba que "como podrán vivir en esas condiciones" (refiriendose a los presos de Guantánamo).

    ¡Joer, pues mejor que los de la División Azul!

    Así que la risa va por barrios.

    Y no es que quiera que vuelva el pasado, pero en algunas ocasiones la "cosa" sería graciosa.

    ResponderEliminar
  2. Guisasola12/1/08 22:45

    ¡Bravo por Tardá! Ya era hora de que alguien llamase a las cosas por su nombre.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que todo esta perfectamente planificado, Tardá provoca de manera consciente y el PSOE acepta, se trata de que el PP pierda los nervios y acusarle inmediatamente de que son los herederos del pasado por lo tanto sin legitimidad para gobernar, Zaplana le dijo que era despreciable y eso bastó, Tardá quedó descalificado por si mismo.

    ResponderEliminar
  4. Por mucho que se empeñen en intentar identificar al PP con el franquismo, la mayoría de los españoles hemos superado tanto los complejos como los resentimientos como para volver a ese tipo de descalificaciones.

    ResponderEliminar
  5. Carmen Calvo, la descuartizadora del Archivo de Salamanca

    ResponderEliminar
  6. La señora Calvo es una impresentable, deja que los nacionalistas asesinos de ERC insulten y encima se posiciona a favor de ellos. Cada día dan mas asco estos socialistas.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  7. Los del P$o€ se sienten más identificados con los terroristas que con los demócratas.

    Los amigos de Terra Lliure, camuflados en las siglas ERC no iban a ser una excepción.

    ResponderEliminar
  8. No le pidas peras al olmo, es decir, no le pidas a Carmen Calvo que trabaja. Zaplana se ganó ayer toda mi admiración.

    ResponderEliminar
  9. ¿Le agradecerá Don Manuel Fraga Iribarne la defensa que de su persona hizo Don Eduardo Zaplana? ¿Qué opina Don José Bono Martínez (Psoe) de las declaraciones del Sr. Tardá ?

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.