domingo, 27 de enero de 2008

Los socialistas necesitan a UPyD

Si el 9 de marzo los socialistas pierden el poder; los zapateros, los pepiños, los calderas, los rubalcabas, los calvos, etc, no saldrán “vivos” de Ferraz según Joaquín Leguina. Desde los tiempos del Dr. Negrín no se veía una dirección en el PSOE tan antidemocrática que la salida del 35 Congreso Federal. Hacia dentro, porque la máquina de triturar del iletrado “Pepiño” es más terrible que la oficina disciplinaria que tenía Alfonso Guerra cuando él era el PSOE. Y hacia fuera, porque nunca se había visto el intento de aniquilación de todo aquello que no mimetiza con el zapaterismo, ya sean el partido de la oposición, las víctimas del terrorismo, la iglesia, algunos medios de comunicación e incluso algunos jueces.

Cuando esta dirección sea finiquitada, d.m., no podrán los Bono, los Guerra, etc. comandar la recuperación democrática de los socialistas porque han perdido la autoridad moral (por mucho que en la actualidad se estén ofreciendo para un pacto nacional al PP para después de las elecciones) al haber tenido una postura sumisa con el poder en la actual legislatura.

Y es aquí donde entra Rosa Díez y su partido UPyD, porque aunque sus fundadores digan que es un partido transversal formado por la izquierda no dogmática y por liberales, la verdad es que es una escisión del PSOE y no surge por la deriva pro nacionalista del PP sino por la del PSOE. Es para salvar a la izquierda de sí misma por lo que nace este partido, lo cual es muy loable, además de necesario para España. Será el referente moral al que tendrán que agarrarse los socialistas si no quieren verse arrastrados por el sumidero de la historia junto al zapaterismo.

Es por esto por lo que si yo fuese socialista votaría a las candidaturas de UPyD y no al PSOE tradicional, no solo porque encarna mejor el espíritu socialdemócrata sino porque no está “encamado” ni con los nacionalismos ni lo que es mucho peor, con ETA.

8 comentarios:

  1. Segùn insinuas te preocupa mucho el futuro del partido socialista, yo creo que esta muy claro en cuanto a sucesión, si pierden las elecciones y buscan un nuevo lider que se lo propongan a Alberto Ruiz Gallardón, pues los socialistas, que nunca le votarían, son
    sus mayores defensores y los que opinan que no incluirle en las listas del PP hará que pierdan estos las elecciones. Si tan buen politico es y tantos votos da, que le hagan una buena oferta, pues si quiere ser presidente del Gobierno a lo mejor lo tiene más facil con ellos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que las próximas elecciones pueden ser el origen de un beneficioso efecto dominó. Primero si cae Zeta dejaríamos de tener un gobierno liderado por un amigo de la ETA y traidor en toda regla. Segundo tendríamos a Rajoy de presidente, algo importante para los tiempos duros en lo económico que nos esperan. Y tercero asistiríamos a una reforma de la cúpula del PSOE que podría hacer que volviera la coherencia al socialismo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo, diría mas. Los españoles necesitan a UPyD y no solo los socialistas. Un tercer partido con el que tener para sacar proyectos adelante sin pasar por la criba del nacionalismo, lo necesitamos todos.

    ResponderEliminar
  4. Buena reflexión. A mi parecer, también UPyD es un partido necesario.

    ResponderEliminar
  5. yo votaba al PP y pienso votar a UPD. Creo que le quitará más votos al PP que al PSOE y en el PP lo saben.

    ResponderEliminar
  6. Ojo Avizor29/1/08 23:19

    ¡Qué bien les vendría a los del PP que los votos socialistas fueran a parar al UPyD. ¡Anda que no se te ve el plumero derechuzo!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2/2/08 00:55

    http://www.psoe.es/ambito/palenciaelecciones2008/
    home.do

    ResponderEliminar
  8. Me da que UPyD no tiene mucho que rascar... Se quedará en un intento de partido, y sólo si sacan un número aceptable de votos podrían seguir la aventura.

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.