miércoles, 7 de mayo de 2008

Acebes


Otro que se nos va, seguramente no será el último: se oye que Ignacio Astarloa lo anunciará en breve. Y veremos lo que aguanta Manuel Pizarro.

En la transición la totalidad de la derecha abulense estaba en manos de la UCD –Adolfo Suarez era natural de Cebreros– y la AP de Manuel Fraga tuvo que echar mano de jóvenes y de paracaidistas. Esto permitió que un joven Angel Acebes con 29 años fuese portavoz de AP en el ayuntamiento de Avila y que un madrileño –José María Aznar–, rechazado en Soria, obtuviese su acta de diputado en las elecciones de 1982. De esa época proviene la relación de total obediencia de Acebes hacia Aznar que le ha supuesto al primero asumir, sin protesta alguna, todo encargo que le propusiese el segundo.

Acebes ha sido también senador, incluyendo la portavocía del PP en 1995. Ha sido diputado por Ávila desde 1996, llegando a obtener el 60% de los votos en las elecciones del 2004 y del 2008. Aznar le dejo fuera de su primer gobierno y le encargó mantener al partido en funcionamiento, con la invención del cargo de coordinador general, mientras Álvarez Cascos –que seguía siendo secretario general– se centraba más en el gobierno como vicepresidente. En la segunda legislatura Aznar le nombra Ministro de Justicia –previo paso por Administraciones Públicas en los meses anteriores a las elecciones– y en 2002 le regala el caramelo del Ministerio del Interior. En ese momento era un caramelo, con una política clara contra ETA –creada por Mayor Oreja–, un ministerio que daba mucho prestigio, con el apoyo del PSOE –aunque por detrás estaba traicionando el pacto antiterrorista y negociando con ETA a través de Eguiguren– y que daría la vicepresidencia a Acebes en el gobierno que formaría Rajoy al ganar –tal y como se preveía– las elecciones del 2004. Pero el caramelo resultó estar envenenado. El 11–M sufrimos el mayor atentado en la historia de Europa y el Ministro de Interior no está a la altura. Es traicionado por la cúpula policial, que no ha sido purgada desde los GAL y no lo denuncia –primer error–, se pasa cuatro días rebatiendo las manipulaciones, con información falseada por esa misma cúpula policial, de la SER –segundo error– y por último, no es consciente –no es el único– que los datos que le están pasado sobre al autoría de ETA son también falsos, aunque le vengan bien, y que solo sirven para desprestigiar más al gobierno –tercer error–.

Tras la derrota electoral del 2004, políticamente y personalmente agotado decide retirarse, pero Mariano Rajoy le pide que siga siendo su segundo. Era la persona que mejor conocía el funcionamiento interno del PP. Acepta, esperando poder resarcirse de las heridas, pero los beneficiados políticos del atentado del 11–M inician una campaña de acoso y derribo al hombre que aún perdura. Junto a Zaplana, con el que ni políticamente, ni personalmente tiene nada en común, se convierten ambos, para la trituradora zapaterina, en el tándem a derribar por ser los únicos en no rendirse al nuevo poder.

En estos últimos cuatro años, con un Aznar desaparecido y con un Rajoy que nunca decidía, Acebes ha tomado, quizás por primera vez, sus propias decisiones. Algunas de forma acertada, como enfrentarse a las políticas del gobierno que no creía acertadas aunque eso le granjease la enemistad de todos los partidos políticos y como apoyar incondicionalmente a las víctimas del terrorismo en su lucha contra la rendición ante ETA, sumando al PP a las manifestaciones. No sé que pasará en el futuro, cuando en las mismas circunstancias, las víctimas decidan volver a salir a la calle. Y equivocándose en otras decisiones como no dando la batalla para conocer totalmente lo ocurrido en el 11–M aunque le hubiese costado su futuro político. Al final se ha tenido que ir y los que le engañaron ahí siguen, y aún seguimos sin saber que pasó. De todas las maneras, todo militante del PP se siente un poco huérfano porque se va una persona buena, querida y respetada; que ha sabido mantener unido al PP en estos aciagos años. La persona que le sustituya será medida por ese rasero.

Nota anecdótica: estaba departiendo, en un acto del partido en Valladolid, con mi buen amigo Alberto Pindado, por aquel entonces solamente presidente provincial de NN.GG. de Ávila, cuando se nos acercó Angel Acebes, a saludarle a él, claro. De esa breve conversación me llevé la impresión de que era una personal muy “normal”. La siguiente vez que le vi de cerca fue en el funeral de Pindado, donde me llamó la atención lo afectado que estaba en contraste con otros que solo iban a cumplir con la obligación de asistir al funeral de un senador.

17 comentarios:

  1. Todo el mundo es normal visto de cerca.

    ResponderEliminar
  2. es una verdadera pena porque es muy valioso, pero quizá sea posible que le mantuviesen para ordenar internamente el partido. Aunque los partidos hay que hacerles de vez en cuando un lavado de cara, creo que (Zaplana no sé) pero Acebes podría hacer mucho internamente.

    PD: Me gusta mucho el nuevo aspecto de tu blog. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Gracias por visitarme.

    Yo también me pregunto cuánto aguantará Pizarro.

    Esto huele de lejos. Huele a espantada. Lo que nos faltaba en este país.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pizarro no aguanta nada. No sabía yo que Astarloa también quería

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Acebes era un político que hasta el 11M apuntaba realmente alto y de no haber ocurrido hoy en día sería un peso pesado de la política nacional con amplio reconocimiento, pero es lo que tiene una mala decisión en un momento dado y no saber después dar marcha atrás.

    ResponderEliminar
  6. Creo que es una gran perdida para el partido popular, era una de las personas mas valiosas que tenia el partido.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  7. Sin duda, parece que se va un gran político y muy leal, qué pena que no siga, se necesita gente con coraje y sin complejos, espero que el que venga sepa estar a la altura.

    ResponderEliminar
  8. Acebes es una gran perdida para el PP -seguramente deje también el escaño-.
    Su sustituto deberá ser un estilo Cascos para frenar el "taifismo".
    Y es verdad que Acebes estaba acabado políticamente desde el 11M, de manera injusta, pero cierta.

    ResponderEliminar
  9. El final del post me da que pensar si no fue más mérito de Acebes que de Rajoy el mantener el partido unido durante estos cuatro años. Y creo que sí lo fue.

    ResponderEliminar
  10. ¿Cómo os puede doler que se vaya ese facha rancio, retrógrado y cavernícola? Es de lo mejor que le puede suceder a la derecha de vuestra España.

    ResponderEliminar
  11. "Es traicionado por la cúpula policial, que no ha sido purgada desde los GAL y no lo denuncia"

    Me temo que eso no es cierto: la "cúpula policial" de que usted habla había sido nombrada por el mismo Acebes o por su antecesor, del mismo Partido Popular.

    "se pasa cuatro días rebatiendo las manipulaciones, con información falseada por esa misma cúpula policial, de la SER"

    No: me temo que se pasa cuatro días rebatiendo las informaciones, que después se han demostrado veraces, de todos los medios de comunicación del mundo con la única mentira que pensaba que le podía mantener en el poder. La SER sólo emitió una información errónea, la de los suicidas, y le guste a usted o no, rectificó el mismo día. El Mundo y La Cope han emitido, con una insistencia machacona y rayana en la esquizofrenia, varias informaciones "incorrectas" cada día desde el 11-M hasta la fecha de hoy, y jamás han rectificado.

    "y por último, no es consciente –no es el único– que los datos que le están pasado sobre al autoría de ETA son también falsos, aunque le vengan bien"

    ¿Los datos que le está pasando quién? ¿Los cargos policiales a los que él mismo nombró?

    "Y equivocándose en otras decisiones como no dando la batalla para conocer totalmente lo ocurrido en el 11–M aunque le hubiese costado su futuro político"

    Precisamente su error ha sido el contrario: aferrarse a los bulos sobre una fantástica conspiración para tratar de lavar su imagen de embustero, sin conseguir más que agigantar esa imagen hasta la elefantiasis.

    "los que le engañaron ahí siguen"

    ¿Quiénes, por Dios? Creo que debería usted correr a denunciarlos.

    "aún seguimos sin saber que pasó"

    No: algunos aún sin querer enterarse de lo que pasó y dejándose engañar por sofismas tan torpes como los de esta tropa y repitiendo hasta la extenuación consignas que no hay por dónde cogerlas.

    "La persona que le sustituya será medida por ese rasero"

    Esa suerte tiene.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Una víctima más del nuevo giro copernicano de Rajoy empeñado en transformar el PP en el PPSOE.
    Y coincido con el diagnóstico de Persio:gran parte del mérito de la unión del partido ha sido consecuencia del trabajo y el bienhacer de Acebes.

    ResponderEliminar
  13. JGC:
    “Me temo que eso no es cierto: la "cúpula policial" de que usted habla había sido nombrada por el mismo Acebes o por su antecesor, del mismo Partido Popular.”
    Tienes razón fue mantenida desde Mayor Oreja. Acebes además trajo al alcalde de Ávila -Agustín Díaz de Mera-, como director de la policía que se tragó la trampa que le puso Enrique García Castaño –investiga su biografía y verás-.

    “No: me temo que se pasa cuatro días rebatiendo las informaciones, que después se han demostrado veraces, de todos los medios de comunicación del mundo con la única mentira que pensaba que le podía mantener en el poder. La SER sólo emitió una información errónea, la de los suicidas, y le guste a usted o no, rectificó el mismo día. El Mundo y La Cope han emitido, con una insistencia machacona y rayana en la esquizofrenia, varias informaciones "incorrectas" cada día desde el 11-M hasta la fecha de hoy, y jamás han rectificado.”
    ¿Cuántos terroristas suicidas había?. ¿Donde están los informes del CNI que daban prioridad a la trama islamista frente a la etarra antes del día 13?. ¿Cuál es la vinculación entre los hindúes –los primeros detenidos- y la sentencia final?. ¿Quiénes son los sentenciados finalmente?, ¿y los absueltos?. ¿Qué explotó?. Etc...

    “¿Los datos que le está pasando quién? ¿Los cargos policiales a los que él mismo nombró?.”
    Sí y nunca lo reconocerá. Como Aznar tampoco reconocerá que el director del CNI que nombró le salió rana y por eso a partir del día 12 –creo- le dejó a parte en la investigación.

    ”Precisamente su error ha sido el contrario: aferrarse a los bulos sobre una fantástica conspiración para tratar de lavar su imagen de embustero, sin conseguir más que agigantar esa imagen hasta la elefantiasis.”
    No estoy de acuerdo con ese análisis

    “¿Quiénes, por Dios? Creo que debería usted correr a denunciarlos.”
    Porque sería reconocer que le engañaron. Yo si lo habría hecho.

    ”No: algunos aún sin querer enterarse de lo que pasó y dejándose engañar por sofismas tan torpes como los de esta tropa y repitiendo hasta la extenuación consignas que no hay por dónde cogerlas.”
    Mírate la sentencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Te invito a participar en una buena causa. La vida de muchas familias y sus niños están en juego.

    Podemos ayudar a mejorar esta situación. Te invito a mi post "Un vínculo inquebrantable"

    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  15. Manda narices que se esté creando el PP que le gusta a Prisa.

    ResponderEliminar
  16. "Jaime Mayor Oreja no tiene la menor duda de que María San Gil tiene razones "más que poderosas" para abandonar la ponencia política del PP. Oreja reiteró que el problema de fondo es la posición del PP ante la "segunda transición" que ha puesto en marcha Zapatero y la imposibilidad de pactar con los nacionalistas que están en posiciones soberanistas. Esperanza Aguirre, Ana Botella, Regina Otaola, Carlos Aragonés, María José Usandizaga, Antonio Basagoiti, Santiago Abascal, Gustavo de Arístegui, entre otros, han apoyado ya a San Gil y mostrado su preocupación por la deriva del PP."
    (Fuente: LD)

    ¿Nada que opinar al respecto?

    (PD: Que conste que no todos están descontentos: Arrioa, Villalobos, Soraya, Camps, González Pons optar por "la nueva vía"...)

    ¿Qué nos deparará el futuro?

    ResponderEliminar
  17. Reproduzco por su interés:

    "De la cima a la sima
    12 de Mayo de 2008 - 13:05:46 - Luis del Pino

    Los lemmings son unos pequeños roedores árticos dotados de una asombrosa capacidad de reproducción. Mientras que la mayoría de los mamíferos presentan una tendencia de crecimiento de la población que hace que el número total de individuos se mantenga relativamente estable en relación con los recursos alimenticios disponibles en el entorno, algunas subespecies de lemmings se reproducen de forma tan veloz que el número total de individuos en una zona determinada sigue un patrón caótico: los rápidos aumentos de población agotan los recursos disponibles, lo que conduce a la muerte de un alto porcentaje de la población, que vuelve a crecer exponencialmente cuando los recursos se recuperan, y así sucesivamente.

    Uno de los mecanismos que los lemmings utilizan para afrontar los aumentos súbitos de la población son las migraciones en masa. Cuando el alimento empieza a escasear en una zona, un gran número de individuos puede ponerse en marcha simultáneamente para tratar de encontrar áreas menos explotadas. En ocasiones, esas grandes columnas de roedores en pleno proceso de migración se encuentran con un río, o con un acantilado, y miles de animales perecen al verse empujados por la enorme masa de congéneres que les sigue los pasos.

    Ese fenómeno ha conducido a la errónea creencia popular de que los lemmings se suicidan en masa de manera periódica: no es verdad que los lemmings se suiciden; si se arrojan a miles por los acantilados es, sencillamente, porque otros les empujan.

    Sin embargo, quien sí parece que esté aquejado últimamente de una incomprensible fiebre suicida es el nuevo PP rajoyesco, empeñado en una ardua batalla por renunciar a cualquier principio ideológico, para abrazar ese cambio de régimen del que sus votantes, y buena parte de sus dirigentes, abominan.

    Desconozco las razones por las que Rajoy ha arrojado la toalla y ha izado la bandera blanca. No sé si es cuestión de convencimiento, o si simplemente considera que el golpe de régimen es ya imparable. Pero la verdad es que sus motivos tampoco me importan ni poco ni mucho, porque son completamente irrelevantes. Lo único que al final cuenta son los resultados, y el resultado de esa larga marcha hacia la nada, consistente en aceptar la liquidación de la Nación para mimetizarse en el paisaje nacionalista, es que el Partido Popular está derrumbándose a cámara lenta, a medida que se descuelgan del proyecto de Rajoy todos aquéllos que no están dispuestos a limitarse a ejercer de plañidera en el entierro constitucional. La última en anunciar su negativa a convertir al PP en la versión española del Partido Campesino polaco ha sido María San Gil.

    Rajoy podía haberse ido como un señor nada más perder las elecciones. Habría podido exhibir el inmenso logro de haber heredado un partido en estado de shock y haber conseguido revivirlo, hasta el punto de haber podido disputar el triunfo a Zapatero en las últimas elecciones.

    En lugar de ello, Rajoy ha elegido dilapidar su prestigio y tratar de conducir a los votantes de la derecha hacia ese precipicio llamado Segunda Transición.

    Pero se está encontrando con que los 10 millones de lemmings que le votaron no parecen dispuestos a arrojarse por el acantilado. Como no están dispuestos tampoco, por lo que se ve, la mayoría de los dirigentes de más peso del Partido Popular.

    En lo alto de su precipicio, Rajoy vuelve hacia atrás la cabeza y descubre, sorprendido, que cada vez le sigue menos gente. Como el goteo de bajas continúe, terminará Rajoy por tener que arrojarse en solitario.

    P.D.: Creo que resulta imposible describir mejor que como lo hace Regina Otaola en su blog la congoja que a muchos nos embarga hoy, después de conocer que María San Gil se ha visto obligada a abandonar la ponencia política del Congreso del PP, ante el giro de acercamiento al nacionalismo que Rajoy pretende imponer."

    ¿Verdaderamente son suicidas esos que dice el Sr. del Pino, o serán, por el contrario, los triunfadores de la nueva estrategia que saldrá seguramente ganadora -hoy por hoy no hay alternativa- en el próximo Congreso valenciano? Da que pensar...

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.