viernes, 3 de abril de 2009

Ya nada será igual

Hace escasamente unos minutos que Arantza Quiroga ha sido elegida presidenta del Parlamento de la Comunidad Autonómica Vasca. Ya nada será igual. Desde hoy cuando los vascos vean, a través de la ETB, a sus políticos en la Cámara Autonómica verán que no solo hay PNV en el horizonte y eso, por si solo, ya es mucho cambio. Quiroga ha sido elegida gracias a los 25 votos del PSE y a los 13 del PP, que le han permitido superar los 38 apoyos, a estos no se ha sumado el voto de UPyD –Gorka Maneiro– lo que considero un error, cuanta legitimidad habría ganado si hubiese votado a favor. Vea el vídeo obtenido en la web de la COPE.


video

7 comentarios:

  1. Anónimo3/4/09 15:39

    Grave error el de UPyD. Muy mal hecho.

    ResponderEliminar
  2. Malamente han empezado los magentas en el País Vasco.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/4/09 09:27

    En la prensa palentina:

    Se cuenta en los mentideros politicos de la ciudad que enrique martin dio orden de que no aparecieran los medios de comunicacion ayer por la olmeda dado el cabreo existente en el gobierno regional y en el de zapatero por no haber sido invitados al acto de ayer. De este personaje cualquier cosa.

    olmedin - 04/04/2009 · 09:02 h.
    Javier Cortes, él es único protagonista de este éxito, no quieras ponerte medallas, Enrique, que sobradamente ingresas dinero nuestro en tu cuenta bancaria por "tus servicios públicos". Él, lo ponía, y a pesar de la institución de la Diputación, sacó adelante la villa. ¿Hay algún servicio público que hayas hecho sin cobrar, al igual que hacen los miles de alcaldes y concejales de la provincia?.

    palencia - 04/04/2009 · 07:51 h.

    ResponderEliminar
  4. No sé, Jorge, demasiadas alharacas con gente por medio como Oyarzábal, Barreda y otros/as que por compansión no menciono. Yo no sería my optimista.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/4/09 15:58

    Por su interés:

    "www.libertaddigital.com/sociedad/cope-decide-que-jimenez-losantos-deje-de-estar-al-frente-de-la-manana-1276355540/

    La decisión de la COPE
    5 de Abril de 2009 - Federico Jiménez Losantos

    Quiero pedir disculpas a los lectores del Blog por no haber escrito en estos días y por haber dejado, bien a mi pesar, que algunos rumores, tan malintencionados como siempre, pero, cosa rara, bastante bien informados esta vez, suplieran con el chisme la falta de datos. La razón de este silencio era obligada por las razones que voy a exponer.

    1.- Durante estas últimas semanas, la dirección de la COPE ha estado jugando conmigo al ratón y al gato, sin haber sentado yo plaza de ratón pero suponiendo que no podía atacar al gato, cosa cierta porque hay dos docenas de personas de mi equipo que dependen directamente de mí, y otra docena larga que dependen de César Vidal, y no podía zamparme al gato sin perjudicar a los más perjudicables. Al gato no le importará, pero a mí sí. Yo no quiero engañar a nadie, porque no es mi estilo, ni dejar tirados sin información y añadir zozobra al futuro de nadie, con la que está cayendo y la que caerá.

    Como las instrucciones del Comité Ejecutivo y algún otro ejecutivo anejo, de por sí brumosas y además nubladas por la tardanza de la Presidencia en ejecutarlas, han tardado un mes en concretarse, sinceramente creo que el comportamiento empresarial ha sido francamente mejorable, por no decir absolutamente lamentable, teniendo a todo el mundo, empezando por mí y terminando por el último empleado a tiempo parcial de la casa sin saber qué habían decidido, si habían decidido algo, si estaban esperando a que se les ocurriera algo o si, simplemente, esperaban a la Semana Santa para servir el huevo, que, después de varias semanas puesto, estaba difícilmente comestible.

    Yo voy a cumplir en la COPE 18 años, y como el actual grupo directivo apenas lleva tres, es muy posible que desconozca lo que he hecho en la casa, que algún respeto debería merecer, porque todo empleado lo merece y en mi caso por algún motivo más. En septiembre de 1991, es decir, en la temporada 91-92, llegamos los expulsados de Antena 3 radio por la horda monclovita comandada por el general Polanco, el tesorero Mario Conde, el sargento Godó y el difunto Antonio Asensio. Conde puso el dinero; Polanco se quedó la radio –la primera en audiencia de España, con un EGM más creíble que lo que vendría después– que cerró al año tras agenciarse ilegalmente (sentencia del Tribunal Supremo que nunca se cumplió) las frecuencias para la SER. Asensio se quedó la televisión, la primera privada que empezó a emitir, y Godó cobró mucho dinero por vender ambas. Los detalles y el fondo político de lo que bauticé como "antenicidio" están publicados en La dictadura silenciosa (Temas de hoy).

    Aunque yo no dirigía ningún programa, básicamente porque jamás había querido hacerlo, era el cuarto de un terceto –Antonio, García y Luis– definido por un dúo –Antonio y García– que siguiendo el plan previamente acordado con Eugenio Galdón por el líder político, Antonio Herrero, y aceptado por el líder económico, José María García, desembarcó en una COPE que, al año de la marcha de Luis del Olmo a Onda Cero, daba las boqueadas. A Del Olmo lo había sustituido González Ferrari, con tan pobres resultados de audiencia y publicidad que, a pesar de tener aún viva y en forma a Encarna Sánchez y de hacer un ERE bastante feroz, le quedaba menos de un año para cerrar. Éramos unos náufragos, sí, pero llegábamos a una isla en quiebra. Y lo hicimos juntos por la generosidad de García, que no quiso irse a Onda Cero dejando sin micrófono a Antonio Herrero, vetado por Miguel Durán entonces jefe de la ONCE y a las órdenes de González y el "Pacto de los editores": Polanco-Godó-Asensio y el financiador del tinglado –para encubrir su descarado expolio de Banesto– Mario Conde.

    Si me refiero a estos orígenes de nuestra llegada a la COPE es porque muchos de nuestros seguidores actuales andaban por entonces a gatas y porque explican algunos comportamientos del presente y del inmediato futuro: la lealtad a los principios y a los leales a ellos y la predisposición a partir profesionalmente de cero –o bajo cero– para defender nuestra libertad de expresión y esos principios que veníamos defendiendo. A partir de ahí, los años hasta la muerte de Antonio el 2 de Mayo de 1998 están explicados para el que quiera enterarse de ellos –no hay aventura comparable en ningún medio de comunicación español estas dos últimas décadas– en el libro de Luis En vida de Antonio Herrero y el mío De la noche a la mañana. El milagro de la COPE. Hay alguno más, muy pocos, pero estos tienen la ventaja de ser contados por sus personajes.

    En 1998 pasé de comentarista político diario y colaborador bisemanal –tertulia y "El paseíllo"– con Antonio Herrero y comentarista de prensa durante una hora diaria, de 11 a 12 de la noche, luego ampliada de 10`15 a 12 en "La Linterna" de Luis Herrero, cuya subdirectora, recomendada por Antonio Herrero, era Carmen Martínez Castro. Luis pasó a "La Mañana" y me llevó consigo, pero el estrepitoso fracaso al frente de "La Linterna" de José Apezarena, al que Antonio había traído de Jefe –en rigor Subjefe, porque el Jefe era él– de Informativos y al que como hombre supuestamente amable, fiable y del Opus, la casa encomendó "La Linterna", me llevó a simultanear Mañana y Linterna durante unos meses agotadores y, pese a mi resistencia, a encargarme de la dirección de esta última, por empeño de García y de Luis, con el activo respaldo del Presidente de COPE D. Bernardo Herráez y, claro está, del de la CEE, D. Angel Suquía.

    Lo demás es bastante conocido, salvo lo sucedido estos últimos meses, que sólo conozco a medias y que seguramente sólo se explicará cuando esto llegue al desenlace. Pero lo sucedido en estas últimas semanas y filtrado interesadamente a medios obsesivamente adversos –La Vanguardia, El País, El Periódico, Público, PRNoticias, Periodista Digital, El Confidencial Digital y alguno más de este género– tiene, al margen de la hostilidad, parte de verdad y parte que no lo es. Intentaré aclarar ambas.

    Lo realmente cierto de todo lo publicado –en las mentiras o errores no entro– es esto:

    1.- Que, como publican hoy El Mundo y LD, hasta el miércoles 1 de Abril no se había producido una oferta de la COPE a César ni a mí. A otros, seguramente; a nosotros, no.

    2.- Que tras citarme el día anterior, lo que me comunica Coronel de Palma en su despacho a partir de las 20.10, es que la casa ha decidido que no continúe en La Mañana (se entiende que ni dirigiendo ni participando en ella, como sucedió con Luis Herrero que continuó en el programa tras pactar todos los cambios del equipo; y se sobreentiende, aunque no se precisa claramente, que a partir de la temporada que viene).

    3.- Que según Coronel la COPE desearía que yo siguiera en la casa y me ofrece compartir La Linterna con César, él dirigiéndola de 8 a 10; y yo, de 10 a 12 de la noche.

    4.- Que me tome unos días para pensarlo y que a partir del día en que me reincorporo al micrófono, el Martes de Pascua, les diera una respuesta. Todo esto sucede en un minuto. Le sigue media hora de detalles sueltos pero significativos y naderías cordiales.

    5.- Al día siguiente, a las seis, Coronel ha citado, también llamándole la víspera, a César. Le ratifica la oferta que me ha hecho, pero, a diferencia de mi breve charla, César le plantea algunos de los graves problemas empresariales que supone mi salida. Coronel le plantea que si yo no acepto dirigir la Linterna de 10 a 12, él podría seguir al frente del programa. Se sobreentiende, pero no se precisa, que tendría la misma duración.

    6.- Como adelantó en su blog y puede leerse en LD, César añade que, en principio, su voluntad es la de irse o quedarse conmigo haciendo ambos nuestros programas, pero insiste en el perjuicio general que supondría para la COPE mi salida de "La Mañana". La conversación dura hora y media. Ante la petición de que, si es posible, tome una decisión el Martes de Pascua como me ha pedido a mí, César responde que lo intentará, pero dos días después le envía una carta breve y cordial en la que le explica que al haber tenido la primera charla el jueves y quedar sólo un día para las vacaciones de Semana Santa, sus abogados le han dicho que empezarán a estudiar el contrato y la forma radical en que lo cambia o anula la nueva oferta de COPE después de reincorporarse al trabajo a partir del lunes. Lógicamente, por lo complejo del caso, no pueden precisar la fecha en que terminarán de estudiarlo y tendrán una respuesta.

    y 7.- Evidentemente, en lo temporal y en lo ético, la respuesta de César está condicionada por la mía; y la mía por la de César, así que espero que las demos conjuntamente, sin más dilación que la necesaria para estudiar dos contratos complejos y muy diferentes; y dos situaciones distintas en lo laboral aunque idénticas en lo moral.

    En fin, esto es lo que hay a día de hoy, Domingo 5 de Abril de 2009 a mediodía, sin entrar a analizar la participación de sectores clericales y políticos o viceversa en este golpe a la COPE que, en mi opinión, difícilmente neutral, pero fundamentada, coloca a la empresa en una situación delicada y a cada uno de nosotros dos en una posición dificilísima. Reitero mis disculpas por la tardanza, pero creo haber explicado las razones. Gracias a los blogueros y lectores de LD por su comprensión. Falta nos hace."

    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/la-decision-de-la-cope-4682/






    "Hasta el más ferviente discrepante

    5 de Abril de 2009 - 13:07:03 - A. Vermoet


    Parece que, tras varios años anunciándose, se hace al fin realidad que Federico Jiménez Losantos dejará de dirigir La Mañana de COPE. ¿Qué problema hay en que una empresa privada decida despedir a un periodista? ¿Por qué dedicarle una sola línea a lo que parece ser el ejercicio de la libertad de empresa? Se generaliza en la audiencia de la COPE y de Libertad Digital una sensación de que lo que aquí se ha producido es un ataque a la libertad de expresión.

    Una empresa de comunicación tiene perfecto derecho a contratar y despedir a quien considere oportuno para llegar a su audiencia y maximizar sus beneficios. Pero algo falla en el sistema cuando un periodista lleva al éxito a un programa de radio, lo sitúa en la cumbre, aglutina a una audiencia de millón y medio de personas que se identifican más allá de lo puramente mercantil con un programa y una emisora de radio y se le despide. Sí porque cuando una decisión no encuentra fundamento alguno en el mercado -en plena crisis económica prescindir del líder de audiencia de la emisora parece poco razonable- hay que buscar esos fundamentos en otras instancias.

    La conclusión parece clara. En este país no hay micrófono ni licencia que sostenga a un periodista que tiene en contra al Jefe del Gobierno, al Jefe de la Oposición y al Jefe del Estado. Cuando ha criticado en conciencia a los tres poderes del Estado que cada vez menos son tres y menos aún del Estado, y al PP, al PSOE y a los nacionalistas, aquello no resiste ni con esperanza. El problema no es que despidan a un periodista, el problema es que ni una audiencia de millón y medio de personas pueda sostener a un periodista incómodo para los otorgantes de licencias. Hasta el más ferviente discrepante tiene que ver en el despido de un periodista por no gustar al Poder sus opiniones, justas o injustas, fundadas o infundadas, la mano visible de la censura."


    http://blogs.libertaddigital.com/cien-mil-objeciones/hasta-el-mas-ferviente-discrepante-4678/#comentarios






    "El suicidio ya no es pecado, al menos si lo comete la COPE


    - José Antonio Martínez-Abarca

    Adjunto a este "blog", sin poner ni quitar una coma, como suele decir Luis Maria Anson, un artículo que publiqué en el gratuito "Crónicas del Sureste" la pasada semana. Nótese que la información de la que disponía, no mucho menor que la de ahora mismo, no impidió que diese mi opinión al vuelo sobre el rumor de que existe una auténtica conspiración "contuberniada" contra Federico Jiménez Losantos, que puede marcar su salida fulminante de la COPE. Y, con ella, el bastante más que probable apocalipsis radiofónico de esa cadena, en términos no sólo publicitarios y de audiencia, que por supuesto, sino sobre todo de credibilidad ideológica y de cristiana libertad del individuo. Tengo el modesto orgullo de haber sido una de las pocas opiniones publicadas que, a hora de ahora mismo, se han solidarizado con el comentarista, y ello por todas las razones privadas y públicas, humanas y políticas, razones entre las que incluyo, por qué no, haber trabajado en COPE durante ocho años y conocer de algo cómo se pudo levantar esa cadena. Es posible que de nuevo ganen los malos, los servidores del totalitarismo, ésta vez disfrazados de alzacuellos y vestiduras talares, de falsos hombres de Dios, como el asesino siciliano de la tercera parte de "El padrino" antes de meterse a la representación en la ópera de Palermo de "Cavallería rusticana".

    Aquí está el artículo:

    ¿Quiere la COPE que la sintonicen sólo para el ángelus?

    Si mis espías más o menos paraguayos están en lo cierto, los políticos españoles de la casta han podido más que el derecho de los ciudadanos a recibir opiniones libres y de la cadena COPE se van a ir a la calle, ya, todos esos líderes de audiencia en los que ustedes están pensando. Las presiones han hecho flaquear a los obispos. La COPE, voluntariamente abocada al desastre económico (¿a cambio de qué?), volverá a ser una cadena barata para rezar el ángelus en amor y compaña y en ella nadie molestará a Rodríguez Zapatero... ni a Mariano Rajoy. Una pésima noticia para la libertad de expresión en este país. Se quejan en Estados Unidos de que el periodismo empezó a morir no hará muchos años, cuando las cabeceras artesanas empezaron a ser absorbidas por grandes grupos empresariales, con la maximización de beneficios y minimización de costes, redactores biodegradables y titulares de literatura de supermercado. Pero lo peor ha sido cuando el periodismo ya no quiere estar a bien con el poder político, como en las dictaduras y en las democracias de baja intensidad, sino sólo compartir el pastel con éste, que es peor. El derecho ciudadano a recibir opiniones libres, así, pasa a ser un subproducto aleatorio y sacrificable que pervive sólo si intereses contrapuestos no ofrecen más. Malos tiempos."

    http://blogs.libertaddigital.com/cronicas-murcianas/comentarios.php?id=4683

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/4/09 16:10

    "COPE
    ¿A qué huele?
    Emilio Campmany

    La COPE ha decidido deshacerse de Federico Jiménez Losantos. Desde un punto de vista empresarial, la decisión es absurda. Así que debe de haber otra explicación, naturalmente política. La victoria del PP en las elecciones gallegas y la disposición del PSOE a gobernar con el apoyo del PP en el País Vasco han tenido la propiedad taumatúrgica de convertir a Mariano Rajoy en un hombre de Estado, el llamado a suceder a Zapatero.

    Mientras tanto, la operación Gürtel sigue su curso. Es verdad que Rajoy no puede desconocer que es su tesorero, no el de Esperanza Aguirre, el que está en la picota. Pero el asunto afecta a la presidenta de la Comunidad de Madrid lo bastante como para cortarle las alas lo justo para que no pueda enfrentarse a Rajoy en un Congreso extraordinario que es cada vez más evidente que no se va a convocar.

    Un editorial de El Mundo publicado las vísperas de las elecciones gallegas sostenía que aquella parte del electorado del PP que quisiera castigar a Rajoy tendría mejor ocasión de hacerlo en las elecciones europeas y que, por el momento, había que votar a Nuñez Feijóo. Tanto caso le hicieron que don Alberto, reconocido ex votante de Felipe González, se alzó con la mayoría absoluta y entregó a Rajoy un balón de oxígeno capaz de mantenerle con vida hasta las generales.

    Hoy, a la vez que Losantos confirma los deseos de la COPE de prescindir de sus servicios, leemos a Mayor Oreja en El Mundo que habrá una segunda parte de la negociación con ETA y a Jesús Eguiguren en El País que la "paz" se abrirá paso en 2011, supuestamente con la connivencia del PP de Basagoiti. ¿A qué huele todo esto? Pues a traición a varios kilómetros a la redonda.

    No estoy hablando de las presiones que el PP haya podido ejercer para lograr la defenestración de Losantos. Eso es casi legítimo. Es verdad que no lo es tanto el ser sensible a esas presiones, pero allá la COPE y su política de fichajes. Me refiero a la negociación con ETA, a las concesiones que Eguiguren tiene pensado hacer a la izquierda abertzale y que ya ofreció antes sin que a ETA le parecieran suficientes y que quizá ahora acepte. Me refiero a la claudicación del PP frente a la política lingüística de la Generalidad de Cataluña y me refiero al pasteleo en el control de la cúpula judicial. Quien tenga todavía dudas, que recuerde la reciente aproximación de presos etarras al País Vasco con el aplauso de Federico Trillo y la anuencia del resto de su partido.

    Nada de todo esto se hará evidente antes de las europeas. Pero, aunque así fuera, si el electorado del PP decidiera darle a Mariano Rajoy una patada en el trasero de Mayor Oreja, los medios que hoy apoyan al gallego, especialmente los de izquierda, atribuirán la derrota a la "inflexibilidad" de aquél y no la bizcochabilidad de éste.

    Los gallegos todavía celebran haberse librado del tándem Touriño-Quintana. Los demás apenas nos hemos recuperado de los litros de champán ingeridos para celebrar el pacto PP-PSOE en el País Vasco. Y, mientras tanto, la regeneración democrática y la reconducción del Estado de las Autonomías han quedado pospuestas ad kalendas graecas. Todo ello bendecido por todos los poderes fácticos reales, mediáticos, eclesiásticos y económicos.

    Lo de Federico Jiménez Losantos es mucho más que una canallada. Es un símbolo."

    http://www.libertaddigital.com/opinion/emilio-campmany/a-que-huele-48551/






    "Jiménez Losantos
    ¿Fuera de la COPE?
    José Vilas Nogueira

    Había oído algún rumor, pero nada confirmado. Hoy el propio Jiménez Losantos ha dado su versión del ultimátum que le ha presentado la dirección de la Cadena Episcopal, en una doble versión: una entrevista en el diario El Mundo y una larga exposición de su punto de vista en su blog, acogido a estas páginas de Libertad Digital. Naturalmente (¡pobre de mí!) nadie debe esperar ninguna novedad en estas líneas. Su propósito es muy otro: mostrar mi solidaridad con Federico y mi apreciación de su excelente trabajo como profesional de la radio, sin que ello necesariamente vaya en desdoro de sus otras ocupaciones, pero creo que a virtud de un genio singular esos otros menesteres se condensan y acrecen en su perfil radiofónico.

    Aunque comprendo que Jiménez Losantos se sienta dolido por la ingratitud que supone el propósito del presidente ejecutivo de la COPE de excluirlo de la dirección de La Mañana, admito lógicamente que la propiedad de la Cadena puede adoptar decisiones de esa naturaleza, aun a costa de perder gran parte de sus ingresos publicitarios. Al fin y al cabo, los obispos persiguen bienes "superiores" al interés económico. Más difícil de entender me resulta que la COPE no valore el efecto legitimador de la Iglesia Católica que comporta gran parte de la audiencia que concita Federico, integrado por personas escasamente religiosas cuando no decididamente agnósticas. Con frecuencia, para no perder la sintonía, sigo escuchando esta cadena incluso cuando el contenido de sus programas sucesivos no tenga interés para mi. Quizá sea yo un bicho raro, pero si no lo soy la COPE perderá buena parte de su audiencia.

    Además, en términos religiosos, La Mañana cumple una función evangélica, en sentido lato. Pues como dice una cuña publicitaria de la propia emisora "la verdad os hará libres" (Juan 8: 32). Parece que el argumento básico para querer expulsar a Federico de su programa reside en su agresividad formal: "insulta demasiado". Jiménez contesta, seguramente con razón, que más lo insultan a él. Resulta penoso entrar en esta aritmética del insulto. Pero nadie puede negar que la agresividad verbal de Federico se corresponde con una inquebrantable independencia al servicio de la verdad. Está por demostrar que haya utilizado mentiras con propósito de injuriar o calumniar o que se haya sometido a cualquier interés sectario. Parece que la COPE quiere sustituirlo en La Mañana por Ignacio Villa (mucho arroz parece para tan poco pollo), que no sé si es más o menos agresivo que Federico, pero que evidentemente es un sectario.

    Los obispos sabrán lo que hacen. Jiménez Losantos acusa en particular a monseñor Cañizares, ahora en la curia de Roma, al que se le habrá pegado la oficiosidad vaticana, y a importantes sectores del Partido Popular, encabezados por Mariano Rajoy y Alberto Ruiz-Gallardón, cuyos propósitos de convertir al partido en un PSOE de derechas son estorbados por La Mañana. Nunca un partido de oposición lo tuvo tan fácil, ni nunca cometió tamaños errores que hacen difícilmente creíble su victoria electoral. Allá unos y otros. Mi propósito, como dije, se reduce a expresar a Federico mi admiración y a desear que en la COPE o fuera de ella, siga ilustrándonos y divirtiendo con su trabajo radiofónico.

    José Vilas Nogueira es profesor emérito de la Universidad de Santiago de Compostela"

    http://www.libertaddigital.com/opinion/jose-vilas-nogueira/fuera-de-la-cope-48558/






    "COPE
    A la Iglesia no le gustan los milagros
    Pedro de Tena

    Eso de los milagros está muy bien para el rebaño. No para los pastores. Decía San Agustín en sus Confesiones que hay gente que pide milagros tentando a Dios, no para lograr algún bien, sino por espíritu de curiosidad. No sé quién fue el curioso que le pidió el milagro de la COPE a Dios, pero el milagro tuvo lugar. Un no creyente dirigiendo La Mañana, un protestante dirigiendo La Linterna. Quien pida más milagros no es que sea curioso, es que un obseso del prodigio. Y encima, el portento, en sus últimas manifestaciones, sostiene a un PP casi asesinado por el 11-M durante los años del desierto, devuelve la dignidad a las víctimas de aquel y otros atentados, se erige en oposición a la estupidez abanderada por ZP y recuerda a algunos dirigentes de la derecha imbécil ­–que es la que mira al dedo cuando el dedo señala la luna– que como dejó dicho Aristóteles, uno procura ser amigo de los amigos pero procura ser más amigo de la verdad. Coño, que eso es el periodismo decente.
    Y así, con este milagro hemos vivido los últimos años. Del milagro económico no hablamos, pero ese es un pedazo de milagro, un milagrón que ha dado de comer a muchos españoles y no en sentido figurado. Gracias a esa maravilla de hacer lo que uno quiere y encima ganar dinero –Adam Smith está en la tumba terminando una nueva edición de aquella su obra para integrar tamaña anomalía–, hemos de hablar de este otro milagro, u otro aspecto del mismo milagro, que es convertir la radio en ejercicio espiritual diario por la libertad en libertad. Ya sabemos que libertad no es libertinaje como sabemos que la libertad es uno de los mayores dones que nos dieron los cielos. Sí, los cielos es el lugar que menciona El Quijote. Ciertamente, en estos años ha podido haber algún exceso, algún error, alguna desproporción. La libertad no es perfecta. Pero la libertad siempre es preferible al servilismo, al silencio, al vasallaje, a la miseria moral y al do ut des. Por cierto, el "des" ya ha empezado. Nos preguntábamos por qué salían a la palestra socialistas sin cesar en los últimos días. Ya hay respuesta. Lamentablemente, la derecha imbécil no parece ser consciente de su imbecilidad. Nada nuevo por otra parte ya que el imbécil no clínico, como el estúpido, hace daño a todo el mundo inclusive a si mismo.

    La COPE, decíamos, ha sido un milagro durante unos años. Ha despertado conciencias, ha sugerido estrategias, ha denunciado la maldad, ya fuera la de robar o la de mandar, la de mentir o la de ignorar, ha mostrado cómo es de bella la libertad y cómo podría ser una democracia que defendiera a los galeotes ciudadanos en serio, incluso de los gobiernos que ellos mismos han elegido, como subrayó Popper. Pero, evidentemente, a la Iglesia no le gustan los milagros. Ya lo dijo el Apocalipsis de San Juan: "Yo conozco tus obras, tu arduo trabajo y tu perseverancia; que no puedes soportar a los malos, que has puesto a prueba a los que dicen ser Apóstoles y no lo son, y que los has hallado mentirosos. Además, sé que tienes perseverancia, que has sufrido por causa de mi nombre y que no has desfallecido. Sin embargo, tengo contra ti que has dejado tu primer amor". La libertad, sí, la libertad, que es el milagro de la naturaleza y de la historia.

    No sabemos qué pasará. Bueno, algo sí sabemos: hay una cierta derecha que es imbécil y que se parece como una gota de agua a otra a esa izquierda malvada, que no imbécil, para la cual la libertad es el peor don que nos dieron los cielos. ¿Para qué la libertad? 5 de abril. Es el mejor día de Zapatero desde que ganó sus primeras elecciones, victoria descansada sobre un inmenso atentado sin esclarecer. No sólo lo ha recibido Barack Obama sino que se han cargado a Federico y a César de la COPE, que ése es el intento, contra toda lógica, contra la cuenta corriente, un contradiós, vamos. Pero la derecha imbécil no ha leído a Hegel ni a Marx y por tanto, no sabe que la dialéctica, esa obra maestra del todo vale al final, consigue que las cosas, mutatis mutandis, se conviertan en su contrario. Hoy hay alguien que ha ganado las elecciones. Averigüen quién. A la Iglesia no le gustan los milagros. Por eso los abogados del diablo han hecho su trabajo."

    http://www.libertaddigital.com/opinion/pedro-de-tena/a-la-iglesia-no-le-gustan-los-milagros-48549/

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/04/comunicacion/1238871376.html


    Coda: ¿En qué momento se producirá la crisis de gobierno?

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/06/espana/1239014303.html

    Habrá que ver a una antipática, mediocre, amargada, pedante y estúpida Elena Salgado llevando las riendas económicas del país tal y como se lo deja Corchito Solbes.

    Más hilarante resulta todavía que Manuel Chaves, que ya fue ministro de Trabajo entre 1986 y 1990 y que sufrió la huelga general del 88 antes de seguir "acaudillando" Andalucía entre corruptelas varias vaya a entrar ahora en el gobierno Zetabama.

    Lo que sí es más entendible es que se haya optado por un ignorante y analfabeto funcional como Pepiño para Fomento, era el único o uno de los pocos que puede llegar a los límites de incompetencia de Maleni, e incluso superarla en idioteces y necedades. Y hay que reconocer que es difícil tal y como ha dejado el listón la de "ez que Barajá es muuu grande, ¿zabe usté?".

    De mal en peor. Así nos va.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6/4/09 20:22

    Salgado, Pepiño y Chavez. Vaya trío calavera. Tiembla, España, tiembla... el sectarismo elevado a su enésima potencia replta de mediocridad, incompetencia e ignorancia supina. Un gobierno caótico, desnortado y funesto abocado al fracaso. Camino de perdición. Tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar

Puedes opinar lo que quieras, siempre que lo hagas con respeto, pero recuerda que uno es reo de sus palabras y dueño de sus silencios, así que tú mismo. Ah, y yo solo me hago responsable de lo mío, que ya es bastante.